16
Lun, Dic

La Rosa y el Sapo

Comparte esta publicación:
Defectos
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La rosa y el sapo. Una bella historia para aprender a valorar a los demás, aún a aquellos que consideremos más insignificantes en nuestras vidas...

La Rosa y el Sapo

rosaysapoHabía una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa más bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos. Se dio cuenta de que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto, le ordenó al sapo que se fuera de inmediato.



El sapo, muy obediente, dijo: Está bien, si así lo quieres.

Poco tiempo después el sapo pasó por donde estaba la rosa y se sorprendió al verla totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. Le dijo entonces:

- Vaya que te ves mal. ¿Qué te paso?

La rosa contestó: Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual.

El sapo solo contestó: Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la más bella del jardín.

Moraleja:

Nunca debemos despreciar a nadie, aún a aquellas personas que, por alguna razón, creemos que son insignificantes para nuestras vidas. Dios no ha creado seres inútiles. Todos valemos y tenemos algo que aportar a los demás.

Aprendamos a valorar a todos los que nos rodean, a toda aqella persona que Dios pone en nuestro camino, no vaya a ser que nos estén sirviendo en algo que nosotros no hemos percibido o valorado aún.

De todos se aprende, de todos se recibe ayuda, aunque sea la persona más sencilla y, aparentemente, insignificante; aunque nos parezca un simple "sapo", en algún momento necesitaremos de ella.

Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares