Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Es un hábito sobrenatural infundido con la gracia por el cual la inteligencia del hombre, bajo la acción iluminadora del Espíritu Santo, juzga rectamente de las cosas creadas en relación a Dios, su creador.

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El don de sabiduría es un hábito sobrenatural por el cual juzgamos rectamente de Dios y de las cosas divinas bajo el instinto especial del Espíritu Santo, que nos las hace saborear.

Leer más...

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

El Don de Fortaleza lleva a la perfección la virtud moral del mismo nombre (fortaleza), haciendo que el hombre se mantenga firme aún en las mayores dificultades y horrores de la vida...

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El Don de temor de Dios es ese temor reverencial y filial que nos mueve a huir de todo aquello que pueda ofender a un Dios tan bueno, que es nuestro Padre, y a amar y ver como hermanos a nuestros semejantes.

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Por medio de este don, El Espíritu Santo nos ilumina la conciencia ante las diversas circunstancias de la vida diaria, para que descubramos con prontitud y seguridad sobrehumana lo que es la voluntad de Dios

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La fe no es una mera aceptación (asentimiento) intelectual del hombre a las verdades particulares sobre Dios, es un acto con el cual me entrego libremente a un Dios que es Padre y que me ama, es adhesión a un "Tú" que me da esperanza y confianza...

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El don de Piedad es un hábito sobrenatural que despierta en nosotros, por instinto del Espíritu Santo, un afecto filial hacia Dios considerado como Padre y un sentimiento de fraternidad universal para con todos los hombres en cuanto hermanos nuestros e hijos del mismo Padre, que está en los cielos. 

Leer más...