San Nicolás. obispo, patrono de los niños y marineros (6 de diciembre)

Comparte esta publicación:
Santoral
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 Hoy, 6 de diciembre, celebramos a San Nicolás, obispo, patrono de los niños y los marineros.

Recordamos hoy a un santo muy popular, San Nicolás de Bari (o San Nicolás, obispo). Su nombre significa "Protector y defensor de pueblos." Nació en Patara de Licia, una antigua provincia del Asia Menor. La capital, Mira, próxima al mar, era una sede episcopal. Cuando quedó vacante, Nicolás fue elegido obispo, en el siglo IV, y ahí se hizo famoso. Su nombre, mal pronunciado en los países sajones, ha dado lugar a «Santa Claus», que reparte juguetes a los niños en Navidad. Es hermano de otro santo no menos famoso en el calendario cristiano: San Nicolás de Tolentino, religioso agustino, cuya fiesta se celebra el 10 de septiembre.

 

A los 5 años de edad comenzó a estudiar las ciencias sagradas, despertando su ansia por conocer la verdadera religión. Desde pequeño destacó por su carácter desprendido; sus padres murieron cuando él era todavía joven y le dejaron una herencia considerable. Nicolás decidió consagrarla a obras de caridad. Pronto se le presentó la oportunidad. Un habitante de Patara había perdido toda su fortuna y tenía que mantener a sus tres hijas, pues éstas no podían casarse sin dote. El pobre hombre pensaba ya en dedicar a sus hijas a la prostitución para poder comer. Cuando Nicolás se enteró de ello, tomó una bolsa con monedas de oro y, al amparo de la oscuridad de la noche, la arrojó por la ventana en la casa de aquel hombre. Con ese dinero, se casó la hija mayor. San Nicolás hizo lo mismo por las otras dos. El padre de las jóvenes se puso al acecho en la ventana, descubrió a su bienhechor y le agradeció expresivamente su caridad.

Tenía un tío que era obispo y este lo consagró como sacerdote.  Visitó la Tierra Santa donde vivió y murió Jesús, y al volver de allá llegó a la ciudad de Mira (en Turquía) donde los obispos y sacerdotes estaban en el templo discutiendo a quién deberían elegir como nuevo obispo de la ciudad, porque el anterior se había muerto. Al fin dijeron: "elegiremos al próximo sacerdote que entre al templo". Y en ese momento sin saber esto, entró Nicolás y por aclamación de todos fue elegido obispo.

San Nicolás se destacó también por su extraordinaria piedad, su celo y sus sorprendentes y numerosos milagros. Fue tan popular en la antigüedad, que se le han consagrado en el mundo más de dos mil templos. Era invocado en los peligros, en los naufragios, en los incendios y cuando la situación económica se ponía difícil, y la gente conseguía por su intercesión favores admirables.

Por haber sido tan amigo de la niñez, en su fiesta se reparten dulces y regalos a los niños, y prácticamente con esta fecha se empezaban las festividades de diciembre. Como en alemán se llama "San Nikolaus", lo empezaron a llamar Santa Claus, y lo pintan como un anciano vestido de rojo, con una barba muy blanca, que pasaba de casa en casa repartiendo regalos y dulces a los niños (entre nosotros lo llamaron Papá Noel).

Es Patrono de los marineros, porque estando unos marineros en medio de una terribilísima tempestad en alta mar, empezaron a decir: "Oh Dios, por las oraciones de nuestro buen Obispo Nicolás, sálvanos". Y en ese momento vieron aparecer sobre el barco a San Nicolás, el cual bendijo al mar, que se calmó, y en seguida desapareció

Los relatos griegos sobre su vida afirman que estuvo encarcelado por la fe y la confesó gloriosamente.  Fue detenido bajo el gobierno del emperador Licinio y liberado bajo el de Constantino. San Nicolás asistió al Concilio de Nicea, donde se condenó al arrianismo; ese concilio hizo de él grandes elogios.

Murió el 6 de diciembre del año 345. En oriente lo llaman Nicolás de Mira, por la ciudad donde estuvo de obispo, pero en occidente se le llama Nicolás de Bari, porque cuando los mahometanos invadieron a Turquía, un grupo de católicos sacó de allí en secreto las reliquias del santo y se las llevó a la ciudad de Bari, en Italia. En esa ciudad se obtuvieron tan admirables milagros al rezarle a este gran santo, que su culto llegó a ser sumamente popular en toda Europa. Es Patrono de Rusia, de Grecia y de Turquía. En Roma ya en el año 550 le habían construido un templo en su honor.

San Nicolás, ruega por los niños y los marineros.

¿Qué aprendemos de San Nicolás?

El desprendimiento y la valentía para dar testimonio de Cristo. San Nicolás usó la herencia para hacer el bien a los necesitados. Es un denominador común en todos los santos, y una ruta a seguir para todos los bautizados, llamados a la santidad; como también lo es el testimonio de Cristo ante los hombres, defendiendo nuestra fe.

San Nicolás, ruega por nosotros.

 

Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares