Moniciones Natividad del Señor Misa del día (25 de diciembre de 2020)

Comparte esta publicación:
Moniciones Especiales
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones Natividad del Señor Misa del día, 25 de diciembre de 2020...

 

Lea también para hoy: Lecturas | Homilías | Laudes | Vísperas

Monición de entrada 

Feliz Navidad queridos hermanos!. Este día estamos de fiesta porque las profecías del Antiguo Testamente se han hecho realidad y Jesús, el Verbo, se ha hecho carne y habitó entre nosotros. En Cristo las promesas se vuelven vivas y, con la liturgia de hoy, comprendemos que la Palaba de Dios no es una doctrina, sino una persona: Cisto Jesús.

Con ese gozo nos disponemos a celebrar dignamente esta Santa Misa, de pie, cantando jubilosos el canto de entrada...

 

 →También te puede interesar: Moniciones, Lecturas y Homilías para todo el año...  

Moniciones a las lecturas 

 

 

Opción 1: Monición única para todas las lecturas

El Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Lo que para el Antiguo testamento era una profecía, una victoria anunciada por la primera lectura, en el Nuevo testamento se vuelve una realidad, porque Dios nos ha hablado por medio de su Hijo, como lo dice San Pablo, el Verbo que se hizo Carne y habitó entre nosotros, como lo atestigua el Evangelio de San Juan. Por eso cantamos con el salmista la victoria de nuestro Dios. Con gozo y atención escuchemos estas lecturas.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

  • Primera lectura (Isaías 52, 7-10)

El profeta, probablemente el segundo Isaías, nos invita a la esperanza porque Dios viene a Sión, "consuela a su pueblo y rescata a Jerusalén". La promesa se refiere a los tiempos del destierro en Babilonia y a su próximo final. Pero nosotros leemos el pasaje desde la perspectiva de la encarnación del Hijo de Dios.

  • Salmo responsorial (Salmo 97)

También el salmo 97 nos hace cantar sentimientos de alegría y victoria. Por eso nos unimos al salmista diciendo:

  • Segunda lectura (Hebreos 1, 1-6)

La carta a los Hebreos nos recuerda que Dios sigue hablándonos, y hoy, ya no por medio de los profetas, sino por medio de su Hijo, cuyo nacimiento contemplamos y recordamos en estas navidades.

  • Evangelio (Juan 1, 1-18)

El prólogo del Evangelio de San Juan nos afirma la pre-existencia del Verbo en el seno de Dios como el "Logos", que se hizo carne y habitó entre nosotros, a quienes hoy nos invita a recibirle para darnos el mejor don que podemos recibir: "ser hijos de Dios".

Oración de los fieles

Como los pastores de Belén, también nosotros nos presentamos hoy ante Cristo para manifestarle con humildad nuestras necesidades.

Con confianza digamos:

"Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre, escucha nuestra oración"

  1. Oremos por la Iglesia, por todos y cada uno de los cristianos. Que la alegría por el nacimiento del Salvador llene de fe y esperanza el corazón de los discípulos de Jesús. Roguemos al Señor. 
  2. Oremos por el Papa Francisco y todos los sacerdotes. Que, iluminados por la luz verdadera, sepan orientar hacia Cristo los pasos del pueblo que les ha sido confiado. Roguemos al Señor.
  3. Oremos por quienes gobiernan las naciones. Que el Príncipe de la Paz ilumine la mente y el corazón de los poderosos para que trabajen por la paz y el bienestar de todos los ciudadanos. Roguemos al Señor.
  4. Oremos por los que viven estas fiestas navideñas en las cárceles, en los hospitales o en la pobreza. Que encuentren consuelo y acogida en hombres de buena voluntad, y que la luz del Verbo pueda así brillar en sus corazones tristes y solitarios. Roguemos al Señor.
  5. Oremos todos nosotros, reunidos para celebrar la Navidad. Que la conciencia del gran don del Dios-con-nosotros nos haga cada vez más capaces de reconocer su paso por nuestra vida y ser testigos alegres de su amor para los que encontramos a diario. Roguemos al Señor.

Presentación de las Ofrendas

Presentemos al Señor las ofrendas de Pan y Vino, con nuestros agradecimientos a nuestro Padre Celestial por el Hijo que hoy ha nacido para nuestra salvación.

Comunión

"Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros", nos ha dicho hoy el Evangelio de San Juan. Dejemos que Jesús acampe en nuestros corazones, recibiéndole en la Santa Comunión. Cantemos todos.

Final

La gran noticia del nacimiento de Jesús debe correr por todo el mundo. Con nuestra vida vayamos a anunciar que Cristo ha nacido en el corazón de cada uno de nosotros.


 AYÚDANOS compartiendo nuestras publicaciones en tus redes y comentando...

 

 

 

Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares