Moniciones Fiesta de San Esteban, protomártir (26 de diciembre)

Moniciones Especiales
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones para la Fiesta de San Esteban, protomártir, 26 de diciembre...

Monición de entrada

Queridos hermanos, ayer celebrábamos el nacimiento del niño Jesús y la alegría persiste porque estamos dentro de la octava de navidad.  Pero hoy nos encontramos con el martirio del joven Esteban. Y es que ese Niño que ha nacido en Belén es el mismo que más tarde, por fidelidad a su misión, entregará su vida en la Cruz para salvar a la humanidad. Jesús será el primer mártir, testigo del amor de Dios. Esteban será luego el primero entre sus seguidores que le imite en el martirio.

Dispuestos a ser nosotros también testigos, como Esteban, comencemos esta Santa Misa. De pie y cantamos todos...

Moniciones a las lecturas 

  • Primera lectura (Hechos de los apóstoles 6, 8-10; 7, 54-60) 

Escucharemos ahora la narración que nos hace el libro de los Hechos de los Apóstoles sobre la forma en que sucedió el martirio de San Esteban y la valentía con la que este diácono se coronó de gloria, siguiendo los pasos de Jesús.

 

 

  • Salmo responsorial (Salmo 30)

Seguramente san Esteban tenía muy claras las palabras con las que Jesús encomendó su espíritu en la cruz del Calvario y hace uso de ellas en los últimos instantes de su vida. Nosotros nos unimos a San Esteban diciendo todos: A tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu. 

  • Evangelio (Mateo 10, 17-22)

Las advertencias que Jesús hace en el Evangelio que escucharemos, se cumplieron en San Esteban en el momento de dar testimonio de su fe. También se cumplió la promesa de la asistencia del Espiritu Santo para tener esa valentía con la que San Esteban y todos los mártires se mantienen firmes en los momentos finales de sus vidas. Atentos a esta palabra que escucharemos.

Oración de los fieles

Confiándonos en la intercesión de San Esteban, primer mártir de la fe, dirijamos a Dios Padre nuestras intenciones diciendo todos: Padre de todo bien, escúchanos

  1. Por todo el pueblo de Dios en camino en la historia, para que, animado por el testimonio de los mártires, sea valiente mensajero de la sabiduría que vence el mal del mundo. Oremos.
  2. Por los que gobiernan las naciones, para que, animados por el testimonio de San Esteban, sean fieles a la verdad, sin temor a las consecuencias. Oremos.
  3. Por los que sufren persecuciones físicas y morales a causa de su fe en Jesús, Hijo de Dios, hecho hombre, por los que sufren calumnias, marginación e injusticias porque han sido bautizados en el nombre del Señor: que todos sepan entregar su dolor a Aquel que conoce todo y todo lo puede, con la certeza de que encontrarán en Él un refugio seguro. Oremos.
  4.  Por todos los que hoy compartimos este banquete, para que no tengamos miedo de dar testimonio de Cristo y pongamos en Dios nuestra confianza, sabiendo que nos acompañará todos los días de nuestra vida. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

San Esteban fue diácono, un servidor del Señor. Junto al pan y el vino, presentemos al Señor también nuestros talentos puestos a su servicio. Cantemos...

Comunión

La unión con Cristo hizo de San Esteban un testigo fiel. Hoy recibiremos a Jesús Eucaristía y nos unimos a Él en su plan de salvación. Acerquémonos a comulgar.

Final

La alegría de la Navidad inunda nuestros corazones. El testimonio de San Esteban nos anima en nuestro compromiso. Vayamos a hacer vida la Palabra que hemos escuchado hoy.

 

 

 

Write a comment...
0 awesome comments!