Moniciones 30 de diciembre: 6° día de la octava de Navidad

Comparte esta publicación:
Moniciones Especiales
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones para el 30 de diciembre, 6° día de la octava de Navidad..

Lea también para hoy: Lecturas | Laudes | Vísperas

Monición de entrada

 

Moniciones a las lecturas 

  • Primera lectura (1 Juan 2, 12-17) 

Escuchemos con atención las afirmaciones que en su carta hace Juan a los padres y a los hijos, pues son unos consejos que nos vienen bien a todos los cristianos.

  • Salmo responsorial (Salmo 95)

Después de escuchar los consejos a los padres y los hijos, como una familia alabemos juntos, con el salmo 95, aclamando todos: Alégrese el cielo, goce la tierra.

  • Evangelio (Lucas 2, 36-40)

El evangelio escucharemos la lección de la anciana Ana, una del grupo de los «pobres de Yahvé», que esperaban confiados la salvación de Dios y la alcanzaron a celebrar gozosamente. Ana es otro testimonio entrañable en el ámbito de la Navidad.

Oración de los fieles

  1. Por la Iglesia, para que se dilate por el mundo y arraigue en los pueblos, y en ella se congreguen los hombres de toda lengua y nación. Oremos.
  2. Para que el Rey de reyes dirija la mente y la voluntad de los gobernantes, para que procuren la justicia y trabajen por la libertad y la paz de las naciones. Oremos.
  3. Para que Dios dé la fortaleza de los frágiles, levante a los decaídos, proteja a los que están en peligro, consuele a los que se sienten decepcionados o desesperados y robustezca la confianza de los perseguidos. Oremos.
  4. Para que Dios nos dé la fuerza y el coraje a toda esta comunidad reunida hoy, para llevar la Buena Nueva de salvación a todos aquellos que aún no han recibido su mensaje. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

"Entrad en sus atrios trayéndole ofrendas", nos ha pedido el salmo de hoy. Por eso llevamos al altar las ofrendas de pan y vino, fruto del trabajo del campo, que se convertirán en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Cantemos todos...

Comunión

El pan y el vino, convertidos ahora en el Cuerpo y Sangre de Cristo, son el alimento que nos dará la vida eterna. Los que estén preparados se acercan a comulgar. Cantamos todos...

Final

Como Ana, nosotros también alabamos a Dios por la liberación que nos ha sido otorgada en Cristo. Vayamos a llevar Buena Nueva de salvación y liberación a aquellos que están atados a las cosas de este mundo.

 

 

 

Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares