Moniciones 24 de diciembre (Misa de la mañana)

Comparte esta publicación:
Moniciones Especiales
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones para el 24 de diciembre, misa de la mañana...

Lee también: Moniciones Misa de Nochebuena

Moniciones para la Misa de la mañana

Monición de entrada

 Sean bienvenidos, queridos hermanos, a la última Misa de Adviento. Con las vísperas de hoy comenzamos la Navidad.

La promesa a David de una dinastía eterna, y el cántico del Benedictus en labios de Zacarías, nos preparan a celebrar esta noche el nacimiento del Mesías, Cristo Jesús.

Con la alegría navideña ya presente en nuestros corazones, celebremos jubilosos esta Santa Misa. De pie, cantemos...

Moniciones a las lecturas 

  • Primera lectura (Samuel 7, 1-5. 8b-12. 14a.16)

 Son los planes de Dios, y no los nuestros, los que van conduciendo la marcha de la historia de la salvación. Escuchemos, del libro de Samuel, las promesas de Dios al Rey David.

 

 

  • Salmo Responsorial (Salmo 88)

 El salmo 88 nos hace cantar nuestro agradecimiento a la fidelidad de Dios. Lo hacemos diciendo todos: Cantaré eternamente tus misericordias, Señor.

  • Evangelio (Lucas 1, 67-79)

 Anteayer escuchábamos el cántico del Magníficat en boca de María, que resumía la historia de la salvación conducida por Dios. Hoy escucharemos el cántico del Benedictus, que Lucas pone en labios de Zacarías, que nos ayuda a comprender el sentido que tiene la venida del Mesías.

Oración de los fieles

Responderemos todos: "Ven, Señor Jesús"

  1. Tú que viniste para salvar a todas las naciones, reúne en nuestra Santa Madre Iglesia a todo el género humano para que alcancen esa salvación. Oremos
  2. Tú que desde el trono del Padre todo lo gobiernas, haz que los gobernantes de las naciones lo hagan según tus designios. Oremos.
  3. Tú que viniste a traernos la paz, aparta del mundo las guerras y el dolor de aquellos que sufren sus consecuencias. Oremos.
  4. Tú que naciste en el portal de Belén, haz morada en nuestrso corazones y llena nuestros hogares con tu divina presencia. Oremos.

 Lee también: Moniciones Misa de Nochebuena

Presentación de las Ofrendas

Las ofrendas de Pan y Vino que llevamos al altar, se convertirán en el Cuerpo y Sangre de Cristo. Ofrezcamos también nuestros corazones para que pueda nacer en nosotros.

Comunión

 Cristo se hizo hombre para redimirnos. Acerquémonos a recibir el Pan que bajo del cielo para darnos la vida eterna.

Final

El momento ha llegado. Hoy por la noche celebraremos la Nochebuena y la alegría por el Cristo que nace inundará nuestros corazones. Vayamos a nuestros hogares a contagiar de esa santa alegría navideña a nuestros familiares y amigos.

 


 Fuentes: Aldazábal, J. Enséñanos tus Caminos 1. Adviento y Navidad día tras día, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona.

 

 

Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares