15
Dom, Dic

Moniciones XI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo C 

Comparte esta publicación:
Ciclo C
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones XI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo C

Moniciones XI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo C

 

 También te puede interesar: Moniciones, Lecturas y Homilías para todo el año...

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días (tardes, noches) queridos hermanos. Bienvenidos todos a la casa de Dios, a la que acudimos en este domingo XI del Tiempo Ordinario. Saludos especiales también para quienes nos sintonizan a través de la radio.

El Domingo pasado Lucas nos presentaba a Cristo como liberador de la muerte. Y hoy, como liberador del pecado, porque Cristo es el Salvador en todas las dimensiones: corporales y espirituales.

Dispongámonos a recibir el perdón de Dios y participar dignamente de estos sagrados misterios, que comenzamos entonando todos juntos el canto de entrada...



  • Primera Lectura (II Samuel 12, 7-10. 13)

El Papa Francisco nos ha reiterado en varias ocasiones que Dios no se cansa nunca de perdonar. Es lo que se ve de manifiesto en la lectura del II Libro de Samuel, que hoy escucharemos: Dios perdona el doble pecado del Rey David al ver su sincero arrepentimiento.  

  • Salmo Responsorial (Salmo 31)

El Salmo 31 hace énfasis más en el perdón de Dios que en el pecado del hombre, por eso unámonos al salmista para alabar y agradecer la misericordia de Dios hacia nosotros. 

  • Segunda Lectura (Gálatas 2, 16. 19-21)

En el contexto del perdón, en torno al que gira la liturgia de hoy, San Pablo recuerda a los Gálatas (y también a nosotros), que la justificación nos es otorgada por creer en Cristo que vino a entregarse por nosotros, y no por el solo cumplimiento de la ley. Esta es la convicción que Pablo quiere transmitir a todas las comunidades, fomentando la apertura de la Iglesia también a los paganos.  

  • Evangelio (Lucas 7, 36-8, 3)

En el Evangelio de San Lucas, hoy nos encontramos con la misericordia incomparable de Dios que siempre está dispuesto a perdonar nuestros pecados. Jesús permite a una pecadora que se le acerque y en ella nos recibe también a nosotros para otorgarnos su perdón.

ORIACIÓN DE LOS FIELES

Contestaremos a cada petición: "Ten piedad de nosotros y escucha nuestra oración" 

1. Por nuestra Santa Madre, la Iglesia, para que todos, incluso los más pecadores, encontremos refugio y consuelo en ella. Que siga siendo ese lugar de acogida y perdón en el que sintamos la misericordia de Dios hacia nosotros. Oremos.

2. Por los gobiernos del mundo, especialmente por el de nuestro país, para que con amor y entrega busquen la reinserción social de los jóvenes atrapados en los vicios y la delincuencia. Oremos.

3. Por los pecadores que sufren la marginación social: las prostitutas, lesbianas, homosexuales, borrachos y tantos seres amados por Dios pero mal vistos por el mundo, para que sientan esa confianza de acercarse a un Dios de misericordia que siempre está dispuesto a perdonarnos a todos. Oremos.

4. Por los que este día compartimos el banquete eucarístico, para que la misericordia de Dios que se ha manifestado en nosotros, al recibir su perdón, la transmitamos también a los demás, otorgando ese perdón a quienes nos han hecho algún tipo de daño. Oremos.

Ofertorio

Con el pan y el vino, ofrezcamos también nuestros gestos de perdón hacia quienes nos hayan ofendido.

Comunión

Por su inmenso amor y misericordia, Cristo se nos ofrece en el Pan y el Vino. Vayamos a recibirle. Cantamos.

Final

Ahora vayamos a contagiar al mundo y darle una nueva esperanza: Dios nos ama y su misericordia es infinita.



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares