15
Dom, Sep

Moniciones II Domingo de Pascua Ciclo C

Comparte esta publicación:
Ciclo C
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones para el Segundo Domingo de Pascua Ciclo C

Moniciones II Domingo de Pascua Ciclo C

Monición de entrada

Muy buenos días (tardes, noches) queridos hermanos. Les damos la bienvenida a esta Santa Eucaristía, en este Segundo Domingo de Pascua. 

Dentro de la Cincuentena Pascual, tiene una propia personalidad esta primera semana que hoy acaba, la "octava de Pascua", que se celebra como un único día. Este domingo es también llamado por algunos como el "domingo de Tomás" o Domingo de la Misericordia. Hoy continuamos con el "tiempo de las apariciones" de Jesús Resucitado, las que confirmaron la Resurrección de Jesús e hicieron que muchos se reunieran en torno a los apóstoles para vivir la nueva vida.

Con la alegría de saber que Cristo está vivo entre nosotros, iniciemos esta celebración cantando jubilosos...

Moniciones a las Lecturas 



Opción 1: Monición para todas las lecturas

La fe en Jesús resucitado nos convierte en personas nuevas. El evangelio nos recuerda que esa fe es capaz de hacer que el grupo de los discípulos, cerrado sobre sí mismo, se transforme, por la fuerza del Espíritu, en una comunidad misionera. Una comunidad que obra signos y prodigios a favor del pueblo, como lo señala el sumario de Hechos de los Apóstoles. Tal es el poder transformador de la fe pascual que elimina el miedo de Juan, el vidente de Patmos, cuando éste se siente respaldado por la autoridad soberana de Cristo resucitado.

Opción 2: Monición para cada una de las lecturas

  • Primera Lectura (Hechos de los Apóstoles 5, 12-16)

La confirmación de la Resurrección de Jesús por parte de los apóstoles, trajo consigo el maravilloso crecimiento de la comunidad primitiva de los creyentes. El Libro de los Hechos de los Apóstoles nos relatan los acontecimientos prodigiosos que Jesús obra en su pueblo por medio de los apóstoles.

  • Salmo Responsorial (Salmo 117)

El salmo 117 nos invita a alabar a Dios: "dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia". En ningún tiempo como en el de Pascua tenemos más razón para expresar esta alegría agradecida, porque sigue siendo "el día en que actuó el Señor, y tiene que ser nuestra alegría y nuestro gozo".

  • Segunda Lecturas (Apocalipsis 1, 9-11a. 12-13. 17-19)

Durante los domingos de Pascua leeremos el libro del Apocalipsis. Hoy, Cristo Resucitado se hace presente a los creyentes como el gran sacerdote del culto definitivo. 

  • Evangelio (Juan 20, 19-31)

Juan nos cuenta en este evangelio dos apariciones del Resucitado a los apóstoles: el "primer día de la semana", son acontecimientos que incrementaron la fe en el grupo de los apóstoles, para que, con el Espíritu Santo recibido, cumplan luego el mandato de anunciar que Cristo vive. 

Oración de los Fieles

1. Por la Iglesia extendida por toda la tierra, para que siga anunciando la Gran Noticia de la Resurrección de Jesús, oremos.

2. Por todos los pueblos, por todas las naciones; para que la paz de Cristo, soplo del Espíritu, apague los odios, disipe los recelos y promueva un orden nuevo de convivencia,  oremos.

3. Por todos aquellos que en nuestra sociedad necesitan de nuestro auxilio en sus necesidades, para que, movidos por la alegría de la Pascua, seamos nosotros los instrumentos que Dios utilice para llevarles ese sustento, oremos. 

4. Para que al compartir nosotros este día el Banquete Pascual, signo de unidad y fraterno amor, establezcamos más esos lazos de hermandad, comenzando por nuestras familias, oremos.

Presentación de las Ofrendas

«Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente», ha dicho el Señor en el Evangelio. Hoy presentamos a Dios, con el pan y el vino, nuestra fe para que la aumente.

Comunión

«¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto», han sido las palabras de Jesús a Tomás. Con la seguridad de que es a Cristo a quien vamos a recibir, acerquémonos ahora a comulgar. Cantamos.

Final

Como el Padre envió a Jesucristo, así él nos envía a nosotros ahora para comunicar a todos la Noticia: «Hemos visto al Señor». Dichosos los que crean sin haber visto.


 AYÚDANOS compartiendo nuestras publicaciones en tus redes y comentando... Tus comentarios nos ayudan más de lo que puedas imaginar. 



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares