07
Dom, Jun

Moniciones XXVII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Comparte esta publicación:
Ciclo B
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones para el XXVII domingo del Tiempo Ordinario, ciclo B

Moniciones XXVII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

 

Monición de entrada

Queridos hermanos: Sean todos bienvenidos a la celebración de esta Santa Misa, en el vigésimo séptimo domingo del Tiempo Ordinario.

La palabra del Evangelio de este domingo nos hace caer en la cuenta de que el reino de Dios tiene mucho que ver con las realidades temporales: con la vida familiar, la vida profesional, las relaciones con los otros, el comportamiento con los débiles y necesitados. Y sabemos que por una parte van los ideales con los buenos deseos y por otra, tal vez muy divergente, van las realidades que forman la trama de nuestra vida.

Necesitamos el acompañamiento de la gracia de Dios, por eso, comencemos la celebración de esta misa, cantando juntos con alegría. De pie.

Moniciones a las lecturas

Opción 1: Monición única para todas las lecturas 

El libro del Génesis nos acerca al relato de la creación que quiere ser expresión del proyecto de Dios para la pareja humana. A este pasaje hace referencia Jesús en el evangelio, indica que hay que volver la mirada a la voluntad primera de Dios en la creación. Los fariseos son incapaces de entender el plan de Dios: para entrar en la dinámica del Reino hay que tener un corazón de niño. Atentos escuchemos las lecturas.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

  • Primera lectura (Génesis 2, 18-24)  

El primer libro de la Biblia, el Génesis, describe, ante todo, el origen del cosmos y de la vida en este mundo, así como de la familia humana. Volvamos a nuestros orígenes y escuchemos.

  • Salmo responsorial (Salmo 127) 

El salmo 127 refleja una visión ideal de la familia de su tiempo en casa del hombre justo. Unámonos al salmista respondiendo:

  • Segunda lectura (Hebreos 2, 9-11) 

La carta a los hebreos, que empezamos a leer hoy,  es de autor desconocido, aunque esté inspirada en la doctrina de Pablo.  El texto de hoy les exhorta a perseverar en su fe y les va demostrando que Jesús es superior a Moisés y a todas las instituciones del judaísmo.

  • Evangelio (Marcos 10, 2-16)

En el camino de Jerusalén, entre las enseñanzas de Jesús, Marcos nos transmite hoy dos: la visión de Jesús sobre el matrimonio y sobre los niños. Cantando el aleluya nos preparamos para la escucha de esta Buena Nueva.

Oración de los fieles

  1. Para que la Iglesia sepa anunciar la alegría de la unidad, de la perpetuidad y de la fecundidad del amor matrimonial. Oremos.
  2. Para que los que tienen en sus manos el poder de dar leyes a los pueblos no traten el tema del matrimonio y la familia con superficialidad y parcialidad, sino que tomen en cuenta lo que Dios ya ha hablado sobre este tema. Oremos.
  3. Por los niños que sufren la separación de sus padres, para que Dios sane sus heridas y restablezca la armonía familiar. Oremos.
  4. Por los matrimonios que están a punto de separarse, para que el amor que les unió se reavive en sus corazones y logren entenderse a través del diálogo honesto y sincero. Oremos.
  5. Para que nuestra comunidad evangelice con alegría la realidad de las familias. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Con el pan y el vino, ofrecemos las alegrías y dolores, gozos y esperanzas de todos los matrimonios. Cantamos.

Comunión

Cristo se entrega a nosotros para que, al comulgar, nos hagamos uno con él. Acerquémonos con devoción y fe a recibirle en nuestros corazones.


 AYÚDANOS compartiendo nuestras publicaciones en tus redes. Dale LIKE y comenta...

Te recomendamos leer también:

Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares