Moniciones XXV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Comparte esta publicación:
Ciclo B
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones para el XXV domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo B

Moniciones XXV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Monición de entrada

Queridos hermanos: al reunirnos para celebrar comunitariamente el día del Señor debemos presentarnos ante él con la marca de sus discípulos, hoy en concreto con la marca de sencillez y servicialidad. Sencillez sin ropaje de artificio porque a los sencillos promete Dios revelarles sus misterios. Servicialidad porque Jesús no vino a ser servido sino a servir y a dar su vida por todos.

Con estas disposiciones, cantemos con alegría. De pie...



Moniciones a las lecturas 

Opción 1: Monición única para todas las lecturas

El libro de la Sabiduría ofrece la imagen de un justo que anticipa la entrega de Jesús, sus sufrimientos y sus causas: el justo es la acusación serena y más intolerable de la injusticia del mundo. La ambición y los deseos de poder, por los que discuten los discípulos y de los que nos habla la carta de Santiago, sólo generan luchas y conflictos. En cambio, los cristianos estamos llamados a una vocación mucho más hermosa: sembrar paz que sea capaz de dar frutos de justicia. Por eso escuchemos atentos este llamado.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

  • Primera lectura (Sabiduría 2, 12. 17-20) 

Hoy, para preparar el anuncio que Jesús va a hacer en el evangelio de su muerte y resurrección, aunque con la poca comprensión de los suyos, se ha 
elegido esta página del libro de la Sabiduría, que habla de la suerte de los justos en medio de una sociedad que no les admite. Escuchemos.

  • Salmo responsorial (Salmo 53)

En respuesta a la primera lectura, el salmo 53 nos invita a clamar al Señor en situaciones de extrema angustia. Ponemos nuestra confianza en Dios respondiendo todos:

  • Segunda lectura (Santiago 3, 16—4, 3)

 Santiago conoce bien las dificultades internas que toda comunidad humana experimenta. Escuchemos atentos estas palabras, que servirán mucho también a nuestra comunidad.

  • Evangelio (Marcos 9, 30-37)

A punto de abandonar Galilea y emprender el viaje a Jerusalén, Jesús anuncia por segunda vez su muerte y resurrección a los doce. El domingo pasado oíamos el primer anuncio, al que siguió la intervención, poco afortunada, de Pedro.  Esta vez tampoco encuentra Jesús mucho eco en sus apóstoles. 

Cantando el aleluya nos preparamos para escuchar el Evangelio.

Oración de los fieles

  • Para que la Iglesia sea testigo de la verdad, la unidad y la reconciliación. Oremos
  • Para que en todo el mundo la paz tenga más fuerzas que las guerras, el odio sea vencido por el amor, y la verdad se imponga a las mentiras. Oremos.
  • Para que los que sufren por causa de las injusticias, gocen de la justicia divina. Oremos.
  • Para que nuestra comunidad viva la verdad, la justicia, la rectitud, el Evangelio. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Santiago nos ha dicho hoy que "Los que procuran la paz están sembrando la paz, y su fruto es la justicia". Con el pan y el vino ofrezcamos nuestros esfuerzos por construir la paz en el mundo. Cantemos.

Comunión

En el Evangelio de hoy hemos escuchado: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará». Acerquémonos con fe a recibir a Cristo resucitado. Cantamos.

Final

Llega el momento de ir a nuestros hogares. Vayamos a convertirnos en servidores de los demás, especialmente de aquellos más cercanos a nosotros.


 AYÚDANOS compartiendo nuestras publicaciones en tus redes sociales y dejándonos tus comentarios.



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares