07
Dom, Jun

Moniciones XXIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B 

Comparte esta publicación:
Ciclo B
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones para el XXIX domingo del Tiempo Ordinario, CIclo B

Moniciones XXIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B 

 

Monición de entrada

Queridos hermanos, por el deseo de nuestro corazón nos reunimos todos los domingos para compartir el banquete con Jesús.

En la liturgia de hoy, los hijos del Zebedeo piden a Jesús que les permita sentarse uno a su derecha y el otro a su izquierda en el Reino de los cielos. . Nosotros tenemos ahora la oportunidad de estar cerca de Jesús en esta Santa Misa. Por eso, de pie, cantamos jubilosos para comenzar esta celebración que tanto ansiamos domingo a domingo. 

Moniciones a las lecturas



Opción 1: Monición única para todas las lecturas 

Las lecturas de este domingo hablan de entrega y de servicio. El profeta Isaías nos acerca a la figura del Siervo sufriente que los primeros cristianos aplicaron a Jesús. Él es el que sirve, el que da la vida por todos. Por eso, como dice la carta a los Hebreos, podemos acercarnos con seguridad hasta él para alcanzar misericordia. Seguir a Jesús en su camino hacia la cruz no es fácil, pero el Maestro sigue acompañándonos e instruyéndonos, también hoy, para que podamos hacer nuestras las actitudes del discípulo. Escuchemos con mucha atención.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

  • Primera lectura (Isaías 53, 10-11)  

El texto de Isaías, que hoy vamos a escuchar, pertenece a la cuarta canción del siervo de Yahvé y se relaciona con el texto del Evangelio: el hijo del hombre ha venido para dar su vida como rescate. Pero se subrayan de modo particular los aspectos positivos, el premio que Dios tiene preparado para este Siervo que se entrega por todos.

  • Salmo responsorial (Salmo 32) 

El salmo también presenta una visión positiva, en respuesta a la primera lectura: "su misericordia llena la tierra". Nosotros clamamos esa misericordia diciendo:

  • Segunda lectura (Hebreos 4, 14-16) 

La carta a los Hebreos aduce un argumento para exhortar a sus lectores a la fidelidad y a la perseverancia: la presencia de Jesús como nuestro Mediador y Sacerdote.

  • Evangelio (Marcos 10, 35-45)

Camino de Jerusalén, Jesús explica las exigencias del seguimiento. En la instrucción habla con claridad sobre el camino doloroso que debe recorrer el Mesías. Con todo, sus discípulos entienden de modo erróneo la misión del Maestro y continúan con sus ambiciones personales.

Oración de los fieles

  1. Te pedimos por la Iglesia en todo el mundo: para que te sea cada día más fiel y anuncie con alegría el Evangelio. Oremos.
  2. Te pedimos por los gobernantes del mundo: para que no busquen ocupar los primeros puestos por el afán de poder, sino para servir a los pueblos. Oremos.
  3. Te pedimos señor por los más necesitados: para que siempre haya servidores fieles a ti, que actuando en tu nombre, les lleven tu auxilio. Oremos.
  4. Te pedimos por todos nosotros: para que sepamos vivir la sabiduría del Evangelio que hoy hemos escuchado. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Con el pan y el vino, nuestras ofrendas para la Misa, llevamos el compromiso del corazón de ejercitar la pequeña cuota de autoridad que cada uno tiene como servicio de amor a los demás. Cantemos.

Comunión

Queridos hermanos, Jesús, que vino a dar su vida por nosotros, es el que nos invita a participar de este Cuerpo que acabamos de partir en la fracción del Pan, para alimentarnos en la Mesa de la Comunión. Acerquémonos y cantemos.


 AYÚDANOS compartiendo nuestras publicaciones en tus redes y comentando...



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares