07
Dom, Jun

Moniciones XXIV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Comparte esta publicación:
Ciclo B
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones para el XXIV domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Moniciones XXIV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Monición de entrada

Buenos días (tardes, noches) queridos hermanos. Les damos una fraternal bienvenida a la celebración de esta misa, en el vigésimo cuarto domingo del tiempo ordinario.

La liturgia de hoy nos deja ver al verdadero Mesías, anunciado por los profetas, y lo que implica seguirle. Abramos nuestro corazón para comprender su mesianismo y recibirle en nuestras vidas. De pie, cantamos.

Moniciones a las lecturas 



Opción 1: Monición única para todas las lecturas

El evangelio de este domingo inicia una intensa instrucción a los discípulos. Jesús es el Mesías, pero su mesianismo pasa por el sufrimiento, la condena y la muerte.  El profeta Isaías así lo canta, hablando del siervo de Yavé; pero el salmista muestra su confianza en un Dios que viene en auxilio del que le invoca. Creer, como lo descubre el evangelio y lo apunta Santiago, es aceptar un compromiso vital que lleva a dar incluso la vida por seguir al Señor. Escuchemos atentos.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

  • Primera lectura (Isaías 50, 5-9a) 

Los cantos del Siervo de Dios ayudaron a la primera comunidad a comprender el destino personal de Jesús. La lectura de hoy está tomada del tercero de estos poemas. Escuchemos.

  • Salmo responsorial (Salmo 114)

El salmista, conocedor de las situaciones difíciles, nos lleva a poner nuestra confianza en el auxilio que viene del Señor. Manifestemos nuestra confianza en Dios diciendo:

  • Segunda lectura (Santiago 2, 14-18)

Santiago sigue planteando temas muy concretos en su carta. Esta vez escuchemos la relación que hace entre fe y las obras.

  • Evangelio (Marcos 8, 27-35)

Jesús hoy somete a un escrutinio a sus discípulos, con el afán de irles educando para los momentos difíciles que se avecinaban. Preparémonos para que Jesús también a nosotros nos interrogue, cantando primero el aleluya.

Oración de los fieles

  1. Por nuestra Santa Iglesia, para que siga dando testimonio de Cristo en el mundo. Oremos.
  2. Por aquellos en quienes hemos depositado nuestra confianza para que gobiernen a nuestro país, para que lo hagan con justicia igual para todos. Oremos.
  3. Por los desamparados, por aquellos que claman el auxilio divino, para que Dios venga pronto en su auxilio. Oremos.
  4. Por nosotros, para que estemos dispuestos a seguir al Señor, aceptando los riesgos que implica nuestra decisión. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

"El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga".

Con el pan y el vino ofrezcamos nuestra fe y confianza en Dios, para que la aumente y estemos dispuestos siempre a seguirle.

Comunión

«Tú eres el Mesías», ha confesado Pedro hoy. Ese Mesías se nos ofrece hoy en su cuerpo para nuestro alimento. Acerquémonos con fe a comulgar, cantando...

Final

Con el salmista hemos dicho "Caminaré en presencia del Señor en el país de la vida".  Que, al finalizar esta Santa Misa, ese se convierta en nuestro lema de cada día.


 AYÚDANOS compartiendo nuestras publicaciones en tus redes sociales y dejándonos tus comentarios...



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares