06
Sáb, Jun

Moniciones XXI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Comparte esta publicación:
Ciclo B
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones para el XXI domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Moniciones XXI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Monición de entrada

Queridos hermanos, nos preparamos para iniciar esta Santa Eucaristía en el Vigésimo Primer Domingo del Tiempo Ordinario.

La liturgia de hoy nos pondrá ante dos opciones para que decidamos: estar con Dios o alejarnos tras otros dioses. Que el Espíritu Santo nos guíe para optar por seguir y servir al Señor.

Con ese mismo Espíritu, iniciamos la celebración de estos misterios, cantando juntos. De pie por favo.

Moniciones a las lecturas 



Opción 1: Monición única para todas las lecturas

Tanto Josué como Jesús se encuentran, según las lecturas de hoy, en una situación parecida. Ante las murmuraciones de las tribus y de los discípulos, ambos ofrecen la posibilidad de que cada cual tome una decisión libre y responsable. Las tribus optan por servir al Señor.  Los Doce, a diferencia de otros discípulos que prefieren abandonarle, también se acogen a la revelación de vida que Jesús, el Santo de Dios, les ha hecho. Escuchemos atentos.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

  • Primera lectura (Josué 24, 1-2a. 15-17. 18b) 

Josué, sucesor de Moisés, pone al pueblo ante una disyuntiva determinante de su futuro: ¿A quién queréis servir, a los ídolos o a Dios? Escuchemos atentos, porque nosotros también debemos decidirnos radicalmente por una opción.

  • Salmo responsorial (Salmo 33)

El salmo 33 plantea también la oposición entre los justos y los malvados. Nosotros ahora invitamos al mundo a acogerse al Señor, diciendo juntos:

  • Segunda lectura (Efesios 5, 21-32)

Hoy terminamos de leer la selección de la carta a los Efesios con una página famosa: la que habla de las relaciones entre marido y mujer, situándolas en la esfera del amor de Cristo que se entregó hasta el final por su esposa la Iglesia.

  • Evangelio (Juan 6, 60-69)

Terminamos hoy la lectura del capítulo 6 del Evangelio de san Juan, que hemos ido escuchando durante cinco domingos, con las reacciones de los presentes ante las palabras de Jesús. Cantemos el aleluya para la posterior escucha de esta Palabra.

Oración de los fieles

  1. Por nuestra Iglesia, servidora del Dios vivo, para que siga iluminándonos con determinación y valentía ante las opciones que el mundo nos presenta para alejarnos del Señor. Oremos.
  2. Por los gobernantes de las naciones, especialmente por aquellos que han decidido servir a intereses que alejan al hombre del camino del Señor, para que enderecen sus políticas para el bien de todos. Oremos.
  3. Por los que sufren la marginación social, para que encuentren acogida en nuestras comunidades cristianas. Oremos.
  4. Por nosotros, para que la palabra que hoy hemos escuchado nos ayuda a decidirnos sin reservas a servir al Señor. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Jesús nos enseña que “el Espíritu es el que da vida”. Movidos por el mismo Espíritu nosotros nos disponemos a ser ofrenda junto al pan y el vino que llevamos al altar. Cantamos…

Comunión

El Señor nos enseña: “nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede”. Guiados por el Padre Dios vayamos a comulgar para ser pueblo nuevo e hijos de la liberación. Cantamos…

Final

Reanimados por el Espíritu Santo y alimentados por el Pan que nos da la vida, ahora vayamos a hacer vida lo que aquí hemos aprendidos.


 AYÚDANOS compartiendo nuestras publicaciones en tus redes y dejándonos tus comentarios



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares