Moniciones XIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

Comparte esta publicación:
Ciclo B
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones para el XIX domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo B

Moniciones XIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B

 

Monición de entrada

Queridos hermanos: les damos la más cordial bienvenida a la casa de Dios, para celebrar juntos esta Santa Eucaristía.
En el Decimonoveno Domingo del Tiempo Ordinario, la liturgia nos invita a celebrar ahora con una alegría muy especial, porque Cristo se nos ofrece en su cuerpo y en su sangre para darnos vida eterna.

El pan que hoy comeremos es el mismo cuerpo del Señor, por eso, unidos como un solo cuerpo, cantemos jubilosos el canto de entrada... de pie.

Moniciones a las lecturas 



Opción 1: Monición única para todas las lecturas

Como hace un par de domingos, encontramos de nuevo a Elías y Jesús protagonizando dos episodios que giran en torno al pan. Huyendo por el desierto, el gran profeta Elías se siente débil, cae en el desaliento y se desea la muerte. Pero el Señor le envía un pan y un agua que le proporcionan un vigor extraordinario que le ayuda a alcanzar su meta, el monte de Dios. Jesús, en cambio, se presenta a sí mismo como el pan vivo bajado del cielo, cuya fuerza de vida supera a la del pan de Elías... atentos escuchemos este mensaje.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

  • Primera lectura (1 Reyes 19, 4-8) 

 La primera lectura relata la huida de Elías, el profeta desesperado, porque su misión profética no tiene éxito. Pero Dios le sale al encuentro con pan y agua, alimento que le devuelve las fuerzas. Nueve siglos después, Cristo se ofrecerá al mundo como ese pan que da vida eterna.

  • Salmo responsorial (Salmo 33)

El salmo 33 se hace eco de esta situación que acabamos de escuchar, símbolo de tantas que había sufrido el pueblo de Israel, y lleno de confianza en Dios, le alaba por su cercanía. Nosotros también le alabamos diciendo:

  • Segunda lectura (Efesios 4, 30—5, 2)

Pablo da a los cristianos de Éfeso unas normas de vida Comunitaria que siguen plenamente de actualidad, por eso escuchemos atentos, que el llamado es para nosotros ahora.

  • Evangelio (Juan 6, 41-51)

Jesús continúa el discurso que había iniciado tras la multiplicación de los panes. La murmuración que suscitan sus palabras entre sus oyentes le confirma que no han sido llamados por Dios para vincularse a él. Hoy Jesús pasa a identificarse como el alimento de inmortalidad, bajado del cielo. Preparémonos cantando el aleluya.

Oración de los fieles

  1. Para que la Iglesia siga nutriéndonos con el Pan que baja del cielo y da vida al mundo. Roguemos al Señor.
  2. Para que los que se ocupan del gobierno de las naciones, especialmente por los de nuestro país, luchen por la satisfacción de las necesidades básicas de los más excluidos de la sociedad. Roguemos al Señor.
  3. Por los que pasan hambre y se sienten agobiados y desesperados, para que en su angustia, Dios se manifieste con poder dándoles la fuerza para seguir adelante. Roguemos al Señor.
  4. Por nosotros que hoy comeremos de ese pan que da vida eterna, para que reanimemos a aquellos que desfallecen en el camino de Dios. Roguemos al Señor

Presentación de las Ofrendas

Jesús es el pan que desciende del cielo, pero se hace presente en el pan humilde que presentamos y en el vino que llevamos al altar, para que se haga nuestro alimento. Cantamos juntos...

Comunión

 “Yo soy el pan de vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre”. Inspirados en esta declaración del Señor vayamos a comulgar cantando…

Final

Queridos hermanos, en esta Santa Eucaristía hemos gustado y visto lo bueno que es el Señor. Vayamos a glorificar su nombre proclamando sus grandezas al mundo.


 AYÚDANOS compartiendo nuestras publicaciones en tus redes sociales y dejándonos tus comentarios.



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares