Moniciones III Domingo de Adviento Ciclo B (13 de diciembre de 2020)

Comparte esta publicación:
Moniciones Ciclo B
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones III Domingo de Adviento Ciclo B, 13 de diciembre de 2020

 

También te puede interesar: Moniciones, Lecturas y Homilías para todo el año...  

 

Monición de entrada 

Sean bienvenidos hermanos a la celebración del tercer  Domingo de Adviento, llamado también “domingo de gaudete”, o de la alegría, por la primera palabra del introito de la Misa: Gaudete, es decir, regocíjense. Isaías y San Pablo son testigos hoy de ese gozo en las lecturas que escucharemos.

El motivo de esta alegría es muy profundo: Dios está cerca, viene a nuestra vida a cumplir sus promesas de salvación, Así que con ese gozo desbordante, comencemos esta celebración. De pie, cantamos jubilosos...

Moniciones a las lecturas

 

 

Opción 1: Monición única para todas las lecturas

Un llamado a la conversión nos traen las lecturas de hoy. Ungido por el Espíritu Santo, Isaías es enviado a proclamar el año de gracia. El bautista se presenta como la voz que grita en el desierto, invitando a la conversión porque el Mesías ya está en medio de su pueblo. Por su parte, Pablo exhorta a los habitantes de Tesalónica a estar siempre alegres y alejarse del mal. Escuchemos atentos este mensaje.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

  • Primera lectura (Isaías 61, 1-2a. 10-11)

Después del retorno de Babilonia, y cuando las promesas de Dios no parecían cumplirse, un mensaje de gozo y esperanza es dirigido por un enviado al pueblo de Israel. Escuchemos 

  • Salmo responsorial (Interleccional: Lucas 1, 46-48. 49-50. 53-54)

Esta vez el salmo responsorial no está tomado del AT, sino del evangelio. Es el Magníficat de la Virgen María, que hace eco al anuncio del profeta: "se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador". Contestaremos todos:  

  • Segunda lectura (1 Tesalonicenses 5, 16-24)

En el contexto de la "Alegría" de este domingo, para San Pablo esta alegría es profunda, porque quiere a sus cristianos constantes en la oración y en la acción de gracias, y con una actitud positiva en la vida. Es el mensaje que escucharemos a continuación.

  • Evangelio (Juan 1, 6-8. 19-28)

 De nuevo aparece Juan, el Precursor, como protagonista del evangelio de hoy, presentándose como el testigo de la luz e invitando a la conversión. Preparémonos para la escucha de esta Palabra.

Oración de los fieles

  1. Para que la Iglesia siga llevando la alegría de la salvación a todos los rincones del planeta. Oremos
  2. Para que el mundo y sus gobernantes luchen por el progreso de los pueblos, generando bienestar para todos. Oremos.
  3. Para que los más necesitados, especialmente los que no tienen techo, este domingo se llenen de alegría y encuentren refugio. Oremos.
  4. Para que nosotros compartamos la alegría del evangelio con aquellos que en el mundo viven sin esperanza. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Con las ofrendas de Pan y Vino, ahora presentamos al Señor nuestra gozosa espera de su llegada e nuestros corazones.

Comunión

Ahora vamos con alegría a recibir a Jesús en la Santa Comunión. Los que estén preparados se acercan a comulgar y todos cantamos.

Final

«Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vieran a la fe». Esa es la misión que nosotros llevamos también hoy: vamos a ser testigos y dar testimonio de la luz de Cristo para aquellos que viven en tinieblas.

 


Si este servicio te está siendo de mucha utilidad, no dudes en compartir en tus redes sociales y dejarnos tus comentarios 

 

 

Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares