19
Mar, Nov

Moniciones XIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A 

Comparte esta publicación:
Ciclo A
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones XIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A 

Moniciones XIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A 

MONICIÓN DE ENTRADA 

Con la más cordial bienvenida para todos ustedes, presentas ya en este lugar santo, nos disponemos a celebrar la Santa Misa correspondiente al XIX domingo del tiempo ordinario.

Este día la liturgia nos invita a saber reconocer a Dios aún en medio de la turbulencia, con una fe firme, que no se deje quebrantar por las dificultades de la vida.

Pidiendo a Dios que se nos manifieste hoy, comencemos esta celebración con el canto de entrada. De pie...

MONICIONES A LAS LECTURAS

OPCIÓN 1: Monición única para todas las lecturas

La salvación está cerca, proclamamos con el salmo 84. Hay que estar atentos, como Elías en la puerta de la cueva, para reconocerlo en el ligero susurro de una brisa suave. Hay que tener los ojos de la fe bien abiertos para no confundir al Señor que se acerca caminando sobre las aguas con un fantasma, como les ocurre a los discípulos en el relato del evangelio. Del mismo modo, Pablo, en la Carta a los Romanos, se siente triste porque su pueblo  no ha sabido reconocer en Jesús al Hijo de Dios. Dispongámonos a escuchar la Palabra, presencia del Señor entre nosotros.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (1 Reyes 19, 9a. 11-13a)

En su huida, por la persecución a muerte de la Reina Jetzabel,  después de haber dejado en evidencia y mandar castigar delante de todo el pueblo a los más de cuatrocientos profetas y sacerdotes del dios falso Baal, el profeta Elías se refugia en la cueva de una roca del Monte Horeb. Ahí Dios se le manifiesta en una suave brisa. 

Salmo responsorial (Salmo 84)

 El salmo 84 nos habla también de un Dios lleno de paz y misericordia. Nos unimos al salmista respondiendo:

Segunda lectura (Romanos 9, 1-5)

Pablo escribe hoy como judío con la mayor tristeza porque su pueblo -el pueblo de las promesas- no ha recibido al Prometido en las promesas y teme que este rechazo les separe definitivamente de Dios. 

Evangelio (Mateo 14, 22-33)

 El Evangelio de San Mateo nos relata hoy aquel acontecimiento en que la fe de los discípulos es puesta a prueba por las olas que zarandean la barca durante la noche, sin la presencia de Jesús que se había quedado orando en el monte

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1.  Por el Papa, obispos y sacerdotes, para que sigan haciendo presente al Dios vivo en medio de la Iglesia. Oremos.
  2. Por los que rigen los destinos de las naciones, para que sigan luchando por llevar soluciones a los problemas que oprimen a los pueblos. Oremos.
  3. Por los que sufren y sienten que Dios no está presente en su dolor, para que el auxilio divino reavive en ellos su fe en este día. Oremos.
  4. Por quienes compartimos este banquete y nos hemos alimentado del pan de su Palabra, para que la calma y la paz reine en nuestros corazones aún en medio de la tempestad. Oremos.
Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares