17
Mar, Sep

Moniciones XIV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

Comparte esta publicación:
Ciclo A
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones XIV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A 

Moniciones XIV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

 

MONICIÓN DE ENTRADA 

MONICIONES A LAS LECTURAS

OPCIÓN 1: Monición única para todas las lecturas

 Las lecturas de hoy resaltan las virtudes de la humildad y sencillez del Mesías. Zacarías nos presenta la figura de un rey humilde y pacífico, despojado de los rasgos de rasgos guerreros. Es la figura de Cristo, sencillo y humilde de corazón, como nos lo presenta el Evangelio de San Mateo. Con humildad convoca a los sencillos para hacerles la donación del Espíritu, a través del cual, como lo dirá San Pablo, podremos participar de la Resurrección de Cristo.

Atentos escuchemos la Palabra.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Zacarías 9, 9-10)

 El profeta Zacarías nos anticipa lo que ya nos manifestará el Evangelio de hoy. Nos presenta la figura de un Rey victorioso pero humilde y pacífico, que nos librará de toda esclavitud.  Fue una gran noticia para el pueblo de Israel y ahora lo es para nosotros.

Salmo responsorial (Salmo 144)

 Con los mismos sentimientos de paz y alabanza que nos expresa el salmo 144, nosotros nos unimos al salmista contestando:

Segunda lectura (Romanos 8,9.11-13)

San Pablo nos presenta el nuevamente el binomio "Espíritu" y "Carne", para exhortarnos a vivir, ya no según la carne, sino según el Espíritu que nos fue dado por Cristo, para que un día resucitemos también con él.

Evangelio (Mateo 11, 25-30)

El mensaje que el Evangelio de San Mateo nos trae hoy, es de esos que quisiéramos escuchar todos los días. Cristo nos invita a ir a él, en quien encontraremos descanso y paz y consuelo.

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1. Oremos por los pastores que Dios ha puesto al frente de su Iglesia, para que el Espíritu Santo les ayude a conducir con mansedumbre a la grey encomendada. Roguemos al Señor.
  2. Pidamos por los que gobiernan las naciones, para que la Palabra de hoy les impulse a la búsqueda de la paz de forma pacífica. Roguemos al Señor.
  3. Por los que se sienten agobiados por las necesidades extremas que nos azotan en nuestros tiempos, para que atiendan el llamado de Cristo y acudan a él, que ofrece descanso y paz. Roguemos al Señor.
  4. Por los que hemos atendido ahora el llamado de Jesús a participar de su banquete, para que vayamos a testificar con nuestro ejemplo de vida. Roguemos al señor.
Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares