15
Dom, Dic

Moniciones VIII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A 

Comparte esta publicación:
Ciclo A
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones VIII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A 

Moniciones VIII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

 Bienvenidos hermanos a esta celebración litúrgica, en este octavo domingo del tiempo ordinario. Hasta este domingo llegamos celebrando el tiempo ordinario, lo interrumpiremos para dar paso a la cuaresma, que iniciará con el Miércoles de Ceniza de esta misma semana.

La liturgia de hoy nos da ya las pautas para entrar en ese tiempo de ayuno y oración, pidiendo que pongamos nuestra confianza absoluta en Dios y no en las cosas materiales.

Abandonados en la providencia divina, nos preparamos para celebrar esta Santa Misa, de pie, cantando el canto de entrada...

MONICIONES A LAS LECTURAS

OPCIÓN 1: Monición única para todas las lecturas

Las lecturas de hoy nos ofrecen tres imágenes bellísimas de Dios. Isaías nos lo presenta como una madre que no puede olvidar a su hijo; San Pablo habla de él como un Juez Justo y Jesús, en el evangelio de Mateo, lo muestra como el Padre providente y amoroso que cuida de sus hijos. Por eso el salmo nos llevará a entonar a este Dios un canto sereno, porque solo en él encontramos descanso. 

Muy antentos escuchemos esta palabra que será, sin duda, muy providencial para cada uno de nosotros.

OPCIÓN 2: Moniciones para cada lectura

Primera Lectura (Isaías 49, 14-15)

El breve pasaje de la primera lectura de hoy, está tomado de la segunda parte del libro de Isaías. Es breve pero intenso. Es un canto al amor que Dios tiene para con su pueblo, a pesar de sus extravíos. Dios nunca nos abandona, aunque el mundo sí lo haga.

Salmo Responsorial (Salmo 61)

El salmo 61 hace eco a esa convicción de la primera lectura, invitándonos a descansar solo en Dios. Para el salmista Dios es roca y salvación, alcázar seguro, esperanza y refugio. Por eso nos unimos al salmista proclmando:

Segunda Lectura (1 Corintios 4, 1-5)

Por última vez leeremos en este ciclo la carta a los Corintios. Pablo nos ha estado hablando en los domingos anteriores sobre las divisiones que afectaban a la comunidad de Corinto, y hoy les pide prudencia a aquellos que se dedican a juzgar a los ministros instituidos por Dios. Esa es una tarea que hay que dejársela a quien corresponde: a Dios.

Evangelio (Mateo 6, 24-34)

El Evangelio de hoy sí que es un gran consuelo para nuestros tiempos . Jesús nos invita a no agobiarnos por lo material: la comida, el vestido, el futuro; y a dar importancia a lo principal: el Reino de Dios y su "justicia". Dios es un Padre providente. 

Merece especial atención esta lectura, para la que nos preparamos con el canto del aleluya...

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1. Para que Dios inspire e ilumine a la Iglesia y la introduzca en este nuevo tiempo de preparación para la Pascua. Oremos.
  2. Para que los gobiernos del mundo sepan distruibuir bien las oportunidades de superación, y así el progreso llegue a todos los sectores de la sociedad. Oremos.
  3. Para que los más necesitados encuentren realmente esa mano providente de Dios que les ayude a aliviar su situación falta de lo necesario para la sobrevivencia. Oremos.
  4. Para que los que este día compartimos el banquete del Señor, nos abandonemos en su providencia y busquemos primero el Reino de Dios y su justicia. Oremos.
Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares