19
Mar, Nov

Moniciones IV Domingo de Pascua Ciclo A

Comparte esta publicación:
Ciclo A
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones IV Domingo de Pascua Ciclo A 

Moniciones IV Domingo de Pascua Ciclo A 


MONICIÓN DE ENTRADA 

Buenos días (tardes, noches) queridos hermanos. Les damos una cordial bienvenida a la celebración eucarística de este Cuarto Domingo del Tiempo Pascual, en el que Jesús, como el Buen Pastor, hoy nos reúne para alimentarnos con su palabra y su Cuerpo y Sangre.

Nos disponemos a recibir a Jesús, y porque si él es nuestro pastor nada nos falta, invitémosle a entrar a nuestras vidas a quedarse para siempre con nosotros. Comencemos poniéndonos de pie, y entonemos gozosos el canto de entrada...

MONICIONES A LAS LECTURAS

OPCIÓN 1: Monición única para todas las lecturas

Nos disponemos a escuchar la voz de nuestro Buen Pastor, que nos llama a través de las tres lecturas y el salmo de este domingo, a entrar por la Puerta, que es Cristo, al rebaño del Señor. Pongamos mucha atención.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Hechos de los Apóstoles 2, 14a. 36-41)

Del discurso de Pedro el día de Pentecostés, que habíamos leído en gran parte el domingo pasado, escuchemos hoy su conclusión, que es también el resumen de todo el "kerigma" de Pedro en sus varios discursos. San Lucas nos lo relata en el Libro de los Hechos de los Apóstoles.

Salmo responsorial (Salmo 22)

 Alabemos al Señor con el Salmo 22, no tanto como eco a la primera lectura de hoy, sino por su sintonía con el ambiente de toda la celebración, con la clave central del Buen Pastor. Nos unimos al salmista diciendo:

Segunda lectura (1 Pedro 2, 20b-25)

Para un cristiano que tiene que soportar dificultades y sufrimientos, según Pedro en su carta que hoy continuamos leyendo, el mejor modelo es Cristo Jesús, que padeció por nuetros pecados. Escuchemos esta palabra que nos alienta a valorar el sacrificio de nuestro Buen Pastor.

Evangelio (Juan 10, 1-10)

De las varias imágenes que en el NT intentan describir quién es Jesús para nosotros, en este domingo cuarto de Pascua, el Evangelio de San Juan nos presenta a Jesús como el Buen Pastor y la puerta por la que pastores y ovejas tienen entrada.

ORACIÓN DE LOS FIELES

A cada intención contestaremos diciendo: "Jesús Buen Pastor, escúchanos"

  1. Para que los pastores de la Iglesia, especialmente el papa Francisco, conozcan bien a la grey a ellos encomendada, se acerquen a los alejados y estén dispuestos a dar su vida por su rebaño. Roguemos al Señor.
  2. Para que en el seno de las familias se cultiven los gérmenes de la vocación al ministerio pastoral y a la vida religiosa. Roguemos al Señor.
  3. Para que los gobiernos del mundo sigan la Imagen del Buen Pastor y conduzcan a los pueblos hacia el progreso en libertad. Roguemos al Señor.
  4. Por aquellos que sufren soledad y vagan por el mundo como ovejas sin pastor, para que puedan entrar por la Puerta que es Cristo al rebaño del Señor. Roguemos al Señor.
  5. Por los que formamos esta asamblea en torno al altar del Señor este domingo, para que nos mantengamos siempre unidos bajo la guía de nuestro único Buen Pastor. Roguemos al Señor.
Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares