Moniciones III Domingo de Cuaresma Ciclo A (15 de marzo de 2020)

Comparte esta publicación:
Ciclo A
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones III Domingo de Cuaresma Ciclo A (15 de marzo de 2020)

Moniciones III Domingo de Cuaresma Ciclo A
15 de marzo de 2020 

Monición de entrada

Les damos una cordial bienvenida, queridos hermanos, en este día del Señor. Dios ha querido reunirnos en torno a este altar, para celebrar, como una sola familia cristiana, esta Santa Misa, memorial de la Pascua del Señor, hacia la que nos encaminamos en cada domingo de cuaresma. Hoy llegamos ya a la mitad de esta etapa cuaresmal. Con el tercer domingo de Cuaresma, Cristo quiere hacerse presente como esa fuente del alimento que nunca perece.

Sedientos y hambrientos de ese alimento celestial, comencemos esta santa Misa, cantando el canto de entrada. De pie por favor.

Moniciones a las lecturas



Opción 1: Monición única para todas las lecturas

El carácter bautismal de la Cuaresma del ciclo A se pone especialmente de manifiesto en los tres últimos domingos de este tiempo litúrgico. De ahí que las lecturas de hoy estén centradas en el simbolismo del agua. El Señor hace brotar agua de una roca, según la primera lectura. En el evangelio de Juan se atreve afirma que el verdadero “don de Dios” es el agua viva del Espíritu que Jesús da a quien se la pide. Y Pablo habla del amor que Dios “derrama” sobre el corazón de los creyentes. Siempre que, como nos advierte el salmo, no sea un corazón endurecido. No endurezcamos nuestros corazones y escuchemos atentos esta Palabra. 

Opción 2: Moniciones para cada lectura

  • Primera lectura (Éxodo 17, 3-7)

La página que leeremos del libro del Éxodo, nos presenta un episodio de rebelión y protesta por parte del pueblo hacia Moisés: acontecimiento que ha quedado en la historia de Israel como "el día de Meribá y Massá en el desierto, y lo cantaremos en el salmo del día de hoy

  • Salmo responsorial (Salmo 94)

El salmo 94 nos invita a elevar alabanzas y vítores el Señor, porque "él es nuestro Dios y nosotros su pueblo", y también a no endurecer nuestro corazón al Señor, como hizo el pueblo de Israel, en el episodio que leíamos en la primera lectura. Nos unimos al salmista diciendo:

  • Segunda lectura (Romanos 5, 1-2. 5-8)

San Pablo resalta en esta lectura la salvación que nos ha venido de Cristo, por medio de él y de su entrega pascual, y precisamente cuando todavía éramos enemigos de Dios y pecadores.

  • Evangelio (Juan 4, 5-42)

El episodio del diálogo de Jesús con la mujer samaritana junto al pozo de Siquem, que hoy nos relata el Evangelio de San Juan, es realmente expresivo y rico en sugerencias, especialmente en nuestro camino Cuaresmal, hacia la Pascua con Cristo. Preparémonos para escuchar con atención cada uno de los detalles.

Oración de los fieles

  1.  Por el Papa, obispos y sacerdotes, para que el Espíritu Santo les siga nutriendo su fe, para guiar a la Iglesia aún en los momentos más conflictivos de su historia. Oremos.
  2. Por los gobernantes de nuestro país, para que sepan administrar con sabiduría los bienes del Estado. Oremos.
  3. Para que el hambre y la sed de quienes carecen de lo necesario para el sustento diario, sea suplido por quienes han recibido de Dios abundancia material. Oremos.
  4. Por las víctimas del Coronavirus, para que reciban su tratamiento y sanación pronta. Oremos 
  5. Por los que estamos reunidos hoy en torno al altar, para que el alimento que Cristo nos ofrece sea solo la primicia de ese banquete que nos permita Dios disfrutar en su reino. Oremos.

Presentación de las ofrendas

Llevemos ahora al altar el pan y el vino, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que hoy se convertirán en el Cuerpo y la Sangre de Jesús. Cantemos todos.

Comunión

"El que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed", ha dicho hoy Jesús a la Samaritana. Nosotros acerquémonos a comer de ese alimento que nos da la vida eterna.

Final

Como la Samaritana fue a su pueblo a contarle sobre su encuentro con el Mesías, nosotros vayamos ahora presurosos a contar lo que aquí hemos vivido.


Fuente: Aldazábal, José, Enséñame tus caminos 8 - Los Domingos Ciclo A, Centro de Pastoral Litúrgica, Barcelona, 2004; La Casa de la Biblia, Tú tienes palabras de vida - Lectura Creyente de los Evangelios Dominicales Ciclo A, Editorial Verbo Divino, 2010; Bartolomé, Juan J., El Corazón de la Palabra Ciclo A, Editorial CCS

 

Ayúdanos compartiendo nuestras publicaciones en tus redes sociales y dejándonos tus comentarios.



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares