19
Mar, Nov

Moniciones I Domingo de Cuaresma Ciclo A 

Comparte esta publicación:
Ciclo A
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Moniciones I Domingo de Cuaresma Ciclo A 

Moniciones I Domingo de Cuaresma Ciclo A 

 

Monición de entrada

Bienvenidos hermanos a la casa de Dios, a la que nos convoca Jesús para compartir su banquete con nosotros, en este primer domingo del tiempo de cuaresma.

Ayudados por los recursos pedagógicos de la Cuaresma -ambientación más austera, cantos propios de este tiempo, el silencio del aleluya y del Gloria- y sobre todo por los textos de oración y las lecturas bíblicas, nos disponemos a emprender, en compañía de Jesús, su "subida a la Cruz", para pasar juntamente con él, este año con mayor decisión que en los anteriores, a la vida nueva de la Pascua.

Comencemos esta misa entonando juntos el canto de entrada..

Moniciones a las lecturas

OPCIÓN 1: Monición única para todas las lecturas

Nos disponemos ahora, hermanos, a la escucha de la Palabra de Dios que nos ofrece la liturgia de este día. Las tres lecturas de hoy tienen un mensaje bastante unitario: su tono está en la tentación, en la presencia del mal en nuestra existencia y en la lucha que pide para que lleguemos preparados a la Pascua. Con atención escuchemos...

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Génesis 2, 7-9; 3, 1-7)

De las grandes etapas de la historia de la salvación que iremos meditando en las primeras lecturas de los domingos de Cuaresma, hoy empezamos con la primera página del Génesis: después de la admirable creación por parte de Dios, nos encontramos en seguida con la tentación y el pecado.

Salmo responsorial (Salmo 50)

Con el autor del salmo 50, manifestamos ahora nuestro arrepentimiento por la culpa que debemos reconocer ante Dios, porque todos somos débiles y pecadores.

Segunda lectura (Romanos 5, 12-19)

El pasaje de la carta a los Romanos, que hoy escucharemos,  conecta perfectamente a los dos protagonistas de las otras lecturas: Adán y Cristo.
Lo que acarreó el pecado del primer Adán -la muerte- ha quedado ampliamente superado por lo que nos ha conseguido el segundo y definitivo Adán, Cristo Jesús: la vida.

Evangelio (Mateo 4, 1-11)

Si en la primera lectura veíamos a Adán sucumbiendo ante la tentacion de Satanás, el evangelio de San Mateo nos ofrece hoy la otra cara: a Jesús que resiste las tentaciones del maligno, y nos queda de ejemplo para resistir nosotros también. Aprendamos de Jesús cómo conseguir la victoria ante la tentación, escuchando con atención el santo evangelio,

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1. Por nustra Santa Madre Iglesia, para que no se siga manteniendo firme ante las tentaciones de los poderes terrenales. Oremos.
  2. Por los gobiernos del mundo, para que el afán de poder y dominio no les lleve a pisotear la dignidad del hombre. Oremos.
  3. Por los más desprotegidos de la sociedad, para que el pan de la palabra reavive en ellos las esperanzas de un futuro mejor. Oremos.
  4. Por nosotros aquí reunidos, para que después de haber escuchado el Evangelio de hoy se nos despierte el hambre de la Palabra de Dios. Oremos.
Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares