22
Jue, Ago

Lecturas y Comentarios Jueves XV Semana Tiempo Ordinario Año Impar

Comparte esta publicación:
Tiempo Ordinario Año Impar
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Lecturas y comentarios para la Misa del Jueves 15ª Semana Tiempo Ordinario Año Impar...

Lecturas y Comentarios
Jueves 15ª Semana Tiempo Ordinario

Años impares

PRIMERA LECTURA 

Lectura del libro del Éxodo 3, 13-20

En aquellos días, Moisés, después de oír la voz del Señor desde la zarza ardiendo, le replicó:

—«Mira, yo iré a los israelitas y les diré: "El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros". Si ellos me preguntan cómo se llama, ¿qué les respondo?».

Dios dijo a Moisés:

—«"Soy el que soy"; esto dirás a los israelitas: "'Yo-soy' me envía a vosotros"».

Dios añadió:

—«Esto dirás a los israelitas: "Yahvé (Él-es), Dios de vuestros padres, Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob, me envía a vosotros. Éste es mi nombre para siempre: así me llamaréis de generación en generación".

Vete, reúne a los ancianos de Israel y diles: "El Señor, Dios de vuestros padres, de Abrahán, de Isaac y de Jacob, se me ha aparecido y me ha dicho: 'Os tengo presentes y veo cómo os tratan los egipcios. He decidido sacaros de la opresión egipcia y llevaros al país de los cananeos, hititas, amorreos, fereceos, heveos y jebuseos, a una tierra que mana leche y miel'".

Ellos te harán caso, y tú, con los ancianos de Israel, te presentarás al rey de Egipto y le diréis: "El Señor Dios de los hebreos nos ha encontrado, y nosotros tenemos que hacer un viaje de tres jornadas por el desierto para ofrecer sacrificios al Señor, nuestro Dios".

Yo sé que el rey de Egipto no os dejará marchar si no es a la fuerza; pero yo extenderé la mano, heriré a Egipto con prodigios que haré en el país, y entonces os dejará marchar».

Palabra de Dios. 

Salmo responsorial: Salmo 104, 1 y 5. 8-9. 24-25. 26-27

R. El Señor se acuerda de su alianza eternamente.

Dad gracias al Señor, invocad su nombre,
dad a conocer sus hazañas a los pueblos.
Recordad las maravillas que hizo,
sus prodigios, las sentencias de su boca. R.

Se acuerda de su alianza eternamente,
de la palabra dada, por mil generaciones;
de la alianza sellada con Abrahán,
del juramento hecho a Isaac. R.

Dios hizo a su pueblo muy fecundo,
más poderoso que sus enemigos.
A éstos les cambió el corazón
para que odiasen a su pueblo,
y usaran malas artes con sus siervos. R.

Pero envió a Moisés, su siervo,
y a Aarón, su escogido,
que hicieron contra ellos sus signos,
prodigios en la tierra de Cam. R. 

 

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Mateo 11, 28-30

En aquel tiempo, exclamó Jesús:

—«Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera».

Palabra del Señor.


Comentando las lecturas de hoy...

El yugo suave y la carga liviana 

 

Aunque la imagen del yugo, ya presente en el Antiguo Testamento (Jr 2,20; 5,5; Os 10,11), se refería corrientemente en el judaísmo a la ley de Dios escrita y oral, no constituía para los judíos piadosos una carga insoportable, ya que la ley era dulce como la miel del panal, motivo de complacencia y lámpara para los pasos de aquellos que la meditan de día de noche (cf. Sal 1; 19,8-15; 119). Tomar el yugo era también una expresión metafórica para referirse al discípulo que tomaba y aceptaba la doctrina de un maestro. Por eso en el libro del Sirácida (Eclo 51,23-27), la Sabiduría personificada invita a poner el cuello bajo su yugo, a fin de ser instruidos y de encontrar un gran descanso.

Cuando Jesús pide "Aprendan de mí", lo que nos está sugiriendo es que nos hagamos sus discípulos para encontrar en descanso en él, que se pone de modelo para que lo imitemos.

El texto de hoy es necesario ponerlo en el contexto del capítulo 11 de San Mateo, específicamente en los versículos anteriores y posteriores. Previamente Jesús alaba al Padre por revelar los secretos del Reino a los más sencillos y ocultarlo a los sabios y entendidos. Posteriormente Jesús aparece en conflicto con los fariseos sobre el tema del cumplimiento de la ley del sábado. Los maestros judíos imponían una ley difícil de soportar, y de ahí dependía la fatiga y agobio de la gente, más que de las fatigas y dificultades de la vida.

Convertirse en seguidores de Jesús nos garantiza encontrar descanso en él, y no significa que no haya que cumplir con ninguna obligación moral, siempre hay que cumplir las exigencias que implica ser cristiano; lo que sucede es que la carga que Jesús nos impone es ligera porque está basada en el amor. Ninguna exigencia moral del cristiano es carga; cumplirla nos trae paz, gozo y aligera las dificultades de la vida.

Solo al cumplir las normas o exigencias morales que Dios nos pide, evitaremos complicarnos la vida y vivir en armonía con nosotros mismos y con los demás.

"Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados", ese es el llamado más dulce que Jesús nos hace hoy. Si aún no nos hemos inscrito en la escuela de Jesús para convertirnos en sus discípulos, ahora es cuando. Las normas están en las Sagradas Escrituras y son de acceso libre y gratis para todos.

 

 


 Y a tí ¿Qué te dicen las lecturas de hoy? ¿Quieres compartirlo en un comentario? 

Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares