Homilía XXIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B (21 de octubre de 1979)

Comparte esta publicación:
Ciclo B
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Homilía de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, XXIX Domingo del Tiempo Ordinario CIclo B, 21 de octubre de 1979...

Homilía XXIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B
21 de octubre de 1979

Isaías 53, 10-11
Hebreos 4, 14-16
Marcos 10, 35-45

Queridos hermanos:

Día de las Misiones y del Papa interpretados en nuestra situación concreta

En el momento intenso de historia que está viviendo nuestra patria la Iglesia celebra dos acontecimientos que, con la serenidad de lo trascendente y de lo universal, engloba y da un mensaje oportuno a nuestro momento histórico. Se trata de que este domingo -penúltimo de octubre- es el día universal de las Misiones; y mañana 22 se cumple el primer año de la inauguración del ministerio apostólico del Papa actual, Juan Pablo II.

Él (el Papa) ha querido que su aniversario no tenga pompas especiales. En una forma sencilla se ha vivido en Roma este acontecimiento. Yo, en nombre de todos ustedes y mío, le he puesto el siguiente telegrama:

Santidad Juan Pablo II. Vaticano. Nuestra Arquidiócesis renueva sentimientos filial adhesión y alegrase coincidir deseos celebrar feliz aniversario pontificio sencillez evangélica. Imploramos su bendición. El Arzobispo...

- Mensaje del Papa para el día de las Misiones

El mismo Papa preparando el mensaje para este día universal de las misiones recordó aquel momento emocionante del año pasado que coincidió, también con el día de las Misiones, su inauguración, que antes se llamaba la coronación: inauguración de su ministerio pontificio. El Papa dice: "Era un día en que, en medio de todas las intenciones que se agolpaban a mi mente, resaltaba el acontecimiento de que ese día toda la Iglesia oraba, meditaba, trabajaba para que las palabras de vida de Cristo llegaran a todos los hombres como mensaje de esperanza, de salvación y de liberación total."

Recogiendo una frase de su primera encíclica, hace el mensaje para este año. La frase es ésta: ... "la misión no es una destrucción de valores, sino una reasunción de valores, es una nueva construcción." De allí toma sus tres pensamientos para decir qué es el día de las Misiones: El día en que la Iglesia recuerda a todos que tienen el encargo de ir a todos los pueblos pero no a destruir los valores de los pueblos, sino a asumirlos, elevarlos, purificarlos, cristianizarlos; así resulta una nueva construcción que respeta la índole de cada pueblo e inserta en todos los pueblos la universal cultura cristiana. Respetando la variedad de los pueblos hace una sola cultura, la que Cristo trajo, la del hombre nuevo.

Me parece que es bien oportuno todo esto para enfocar -desde esa perspectiva de Iglesia Universal, de Palabra de Cristo liberadora, de Iglesia que lleva una misión a los pueblos, no para matar los valores auténticos, sino para purificarlos y hacer algo nuevo de todos los países, con todo ese contenido doctrinal- este momento precioso que vive nuestra república. Las lecturas de hoy coinciden plenamente con esta idea misional.

El Papa mismo nos ha dejado en un discurso de estos últimos días, dirigido a España con motivo de un congreso mariano en la Basílica del Pilar de Zaragoza, su idea sobre la Iglesia y sobre la Virgen. En uno de sus párrafos dice: "Impulsados por el Espíritu de Dios y siguiendo su vocación eclesial, todos los miembros de la comunidad cristiana -todos los miembros: todos ustedes y yo deben ser, dentro de la sociedad, artífices de la unión de los hombres entre sí, promotores del diálogo, de la reconciliación, de la justicia social y de la paz. A través de la presencia de los cristianos y de su testimonio, la Iglesia realiza su vocación de germen firmísimo de unidad, de esperanza y de salvación para todo el género humano",

Yo les invito a asumir este llamamiento para que vivamos nuestra fe cristiana aquí en El Salvador haciendo de los cristianos, hombres y mujeres, esperanza de salvación y de liberación en este momento trascendental

Digo que las lecturas bíblicas se sitúan de tal manera que yo quisiera dar a mi homilía el título de mi cuarta carta pastoral. Se llamará así:

MISION DE LA IGLESIA EN MEDIO DE LA CRISIS DEL PAIS

1) Misión de la Iglesia

2) La crisis del país y los pecados del pueblo

3) Cristo modelo y fuerza del verdadero hombre liberador

1) MISION DE LA IGLESIA

a) Jesús marcha a Jerusalén y anuncia su destino de sufrimiento

Es preciosa la descripción que el evangelio de San Marcos nos hace de Cristo esta mañana. Poco antes del trozo que se ha leído, nos describe a Cristo marchando adelante de los apóstoles camino de Jerusalén, anunciándoles por tercera vez: "Vamos a Jerusalén. Y el Hijo del Hombre tiene que sufrir y padecer, va a morir a manos de los enemigos y al tercer día resucitará".

Su Iglesia sigue el mismo camino desinteresadamente

"¡Va adelante!" Miren qué rasgos los de San Marcos, como quien lleva prisa, como quien va marcando el camino a todos los que le acompañan, como señalándole a los apóstoles, que son su Iglesia, cuál debe ser también el camino de ellos: ir felices a la vocación de sufrimiento de persecución. Este es el destino de la Iglesia, igual que el de Cristo. Los apóstoles sentían miedo.

Pero se da ambición en Santiago y Juan

Hay un diálogo que describe al desnudo la imperfección de los apóstoles todavía. 'Han escuchado cómo los dos más fogosos, a los que Cristo llamó los Boanerges, hijo del trueno, hijos del Zebedeo, Juan y Santiago, le dicen que le quieren proponer algo. Cristo, que ya ha leído sus corazones, les dice que lo expresen. Ellos le dicen: "Maestro, queremos que nos concedas sentarnos en tu gloria, uno a tu derecha y otro a tu izquierda". Jesús les replica: "No saben lo que ustedes están pidiendo, ¿Pueden beber el cáliz que yo voy a beber?" Es una expresión oriental para decir: "¿Pueden ustedes sorber la tribulación que yo voy a sorber? ¿Pueden ustedes ser bautizados con el bautismo con que me voy a bautizar?" En sentido original bautismo es sumergirse, es el bautismo por inmersión, meterlo en una poza y sacarlo. Bautizarse, en este sentido, quiere decir que Cristo va a sumergirse en el mar del sufrimiento. Ellos le dicen: "Sí, podemos beber este cáliz y sumergirnos en ese mar". Cristo les dice: "Pues, beber el cáliz y sufrir sí va a suceder. Pero lo que ustedes piden: esa gloria de un poder político, esa vanidad que inspira sus corazones, eso no depende de mí. Ya está determinado, en el designio de Dios, la vocación. El sitio de cada hombre ya tiene un puesto; nosotros haríamos muy mal en querer lo que nosotros deseamos y no aceptar lo que Dios quiere de nosotros.

- Tiranía de los jefes de los pueblos, opresión de los grandes

Por eso, analizando luego aquel anhelo y aquella enmienda, dice unas palabras muy sabias: "Los jefes de los pueblos tiranizan a los pueblos, los grandes los oprimen; pero vosotros, nada de eso. El que quiera ser grande, sea vuestro servidor y el que quiera ser primero sea esclavo de todos. Porque el Hijo del Hombre no ha venido para que le sirvan sino para servir y dar su vida en rescate por todos. ¡Esta es la misión de la Iglesia!

Misión que sigue un camino en pos de Cristo desinteresadamente y que como Cristo, debe decir: "No he venido a buscar ventajas, honores, cosas que solamente adulan el paladar de la vanidad. He venido a servir".

- Servir... Siervo de Yahvé

Por eso, la primera lectura nos presenta a Cristo profetizando como el Siervo, el Siervo de Dios, el que va a servir, y dando su vida es la muestra más grande del servicio: "no se distinguirán en mi Reino por sentarse a mi derecha o a mi izquierda sino por el amor con que sirvan a los otros". Esta es la vocación de la Iglesia vocación de servicio.

- Dar la vida por todos

Y una muerte dolorosa para pagar los pecados de los hombres. Como nos dice la primera lectura de hoy: "Que en sus sufrimientos quedaron pagados todos los crímenes del pueblo".

b) Puebla... vocación de la Iglesia

Cuando Puebla, para América Latina sobre esta vocación de la Iglesia, tiene un texto que para este momentito de El Salvador es bien importante, dice: "... La Iglesia quiere mantenerse libre frente a los opuestos sistemas, para optar sólo por el hombre. Cualesquiera sean las miserias o sufrimientos que aflijan al hombre, no será a través de la violencia, de los juegos de poder, de los sistemas políticos, sino mediante la verdad sobre el hombre como la humanidad encontrará su camino hacia un futuro mejor... Sobre la base de este humanismo, los cristianos obtendrán aliento para superar la porfiada alternativa y contribuir a la construcción de una nueva civilización, justa, fraterna y abierta a lo trascendente. Será, además, testimonio de que las esperanzas escatológicas - más allá de la vida- animan y dan sentido a las esperanzas humanas.

Para esta acción audaz y creativa ¡qué calificativos más oportunos! Hoy no queremos cristianos tímidos, pasivos, montones. Se necesita que cada cristiano tenga una creación audaz y creativa-, el cristiano fortalecerá su identidad en los valores originales de la antropología cristiana". Es decir, el cristiano tiene que aprender a ver al hombre desde la luz del cristianismo: si lo viera así el hombre no sería un enemigo, el hombre no sería un lobo, no habría torturas, no habría desprecio, no habría desigualdades. La antropología cristiana brilla por su ausencia en el sistema injusto en que hemos estado.

"La Iglesia no necesita, pues, recurrir a sistemas e ideologías para amar, defender y colaborar en la liberación del hombre: en el centro del mensaje del cual es depositaria y pregonera, ella encuentra inspiración para actuar en favor de la fraternidad, de la justicia, de la paz. Contra todas las dominaciones, esclavitud, discriminaciones, atentados a la libertad religiosa, opresiones contra el hombre y cuanto atenta contra su vida". (552)

Tengamos esto y no lo olvidemos: "... la Iglesia no necesita recurrir a sistemas e ideologías... en el centro de su mensaje está la inspiración de su antropología cristiana". No estemos aspirando a unas liberaciones ateas marxistas, importadas. Ni tampoco, importadas en el sentido de "seguridad nacional" o de capitalismos. Tenemos que buscar aquí en las entrañas de El Salvador, a la luz de nuestra fe cristiana, cuál es la verdadera sociedad que El Salvador necesita y hacerla de verdad...

En ese mismo sentido el mensaje para este día de las Misiones, escrito por el mismo Papa, dice: "Es claro, por tanto, cómo la renovación promovida por la actividad evangelizadora, aún siendo esencialmente espiritual, afecta directamente el meollo de la cuestión grave e inquietante de las injusticias y de los desequilibrios económicos y sociales que atormentan a tan gran parte de la humanidad y puede contribuir a su solución, Evangelización y promoción humana, en una palabra, aún permaneciendo netamente diversas, están unidas entre sí con un lazo indisoluble."

Para lo, que sueñan una religión tan espiritualista, que no se preocupe de la política y de las cosas de la tierra, aquí tienen el pensamiento de las Misiones y del Papa: aun siendo religiosa y muy espiritual y muy trascendente, tiene, precisamente por eso, mejores luces para orientar la justicia de los hombres, para reclamar contra el pecado de la humanidad. Está más capacitado el cristiano que toda ideología a ser el hombre creativo y audaz. No le tengan miedo a la política, no les tengan miedo a las transformaciones sociales...

Precioso día de las Misiones, para ver cómo El Salvador ha recibido ese mensaje de los misioneros y lo ha encarnado y trata de actualizarlo y vivirlo hoy - En este día de las Misiones de 1979 lo necesita con la actualidad de la política y del momento actual para no caer en trampas de uno y de otro lado, sino ser auténticamente cristianos...

2) LA CRISIS DEL PAIS Y LOS PECADOS DEL PUEBLO

Mensaje misional

Ya les dije el pensamiento clave del pensamiento del Papa para este día de las Misiones: "La misión no es nunca una destrucción sino una reasunción de valores y una nueva construcción".

Yo encuentro en las lecturas de hoy, precisamente las raíces de las crisis y de los pecados de los pueblos. En este segundo punto iluminemos, con la palabra de Dios que se ha leído, las realidades de nuestra crisis salvadoreña. Ojalá acertemos con prudencia la posición de la Iglesia en el momento actual de El Salvador.

Evangelio: ambiciones

El evangelio de hoy nos habla de dos apóstoles ambiciosos, diríamos: "oportunistas". Que cuando hay un golpe de estado se acercan para decir: "Ayúdeme a ocupar los primeros puestos".

- Tiranías

También, el evangelio menciona el pecado de las autoridades: "Los jefes de los pueblos tiranizan a los pueblos -les dice Cristo-; y los poderosos los oprimen". ¿Ven cómo Cristo usa ya palabras duras para denunciar los pecados de su tiempo: de los abusos de autoridad y de los abusos del poder, del dinero y de todo lo que signifique un poder sobre los hombres? No se usa muchas veces la autoridad y el poder económico y social para el bien, sino para tiranizar y para oprimir. Constatación del evangelio de hoy.

- Los crímenes del pueblo por Cristo muerto

La primera lectura cuando nos habla que Cristo muerto es la expresión del pecado de su pueblo. Qué hermosa figura para ver, desde ese Cristo muerto en la cruz, toda la sangre derramada en nuestro pueblo; y mirar cómo en la muerte se expresa, precisamente, el crimen del pueblo, el pecado. "Por los pecados del pueblo, muere, dice Isaías.

- Nuestras debilidades

También la segunda lectura donde la epístola a los Hebreos nos habla de un Cristo que nos comprende en nuestras debilidades porque él también sufrió, se encarnó, se identificó con nosotros, menos en el pecado. El pecado degrada al hombre y Cristo que se identificó con el hombre no se identificó con el pecado para salvarlo. El pecado es la antítesis de Cristo.

Saquemos de allí, de esas pinceladas bíblicas, lo que está pasando en nuestro pueblo. El análisis de esta semana tan intensa, tan densa.

NUESTRA CRISIS

ANALISIS DE LA SEMANA

- Se ha invocado el derecho de insurrección. El artículo 7º de nuestra Constitución dice: "Que los pueblos tienen derecho de insurreccionarse cuando el bien común está en peligro bajo una tiranía".

En mi carta pastoral yo he recordado también ese principio cuando dice: "La Encíclica Populorum Progressio del Papa Pablo VI, citada en la Conferencia de Medellín, recoge la enseñanza clásica de la teología católica, según la cual "es legítima una insurrección en el caso muy excepcional de tiranía evidente y prolongada que atentara gravemente contra los derechos de la persona y damnificara peligrosamente el bien común del país, ya provenga de una persona ya de estructuras evidentemente injustas" (74).

Creo, pues, que los condicionamientos para una insurrección existían en El Salvador. La Iglesia no es la que va a decir cuándo es la hora de la insurrección, Ella solamente propone el principio teológico. Y cuando los expertos en política y todos aquellos que pueden manipular una insurrección creen que llenan las condiciones que la Iglesia señala, y de veras las llenan, tenemos el caso de una insurrección legítima.

Esta es la primera posición de la Iglesia: estamos en pleno derecho de insurrección y la insurrección fue legítima...

- Actitud de la Arquidiócesis

Ante esa situación, la Arquidiócesis dijo una palabra el martes:

a) "Llamamiento Pastoral".

En el cual, ante todo, decía: No es una palabra política, es una reflexión de fe. Y, por eso, ante todo, nos elevábamos en oración a Dios para darle gracias por los favores, para pedirle su inspiración, para llamar también al arrepentimiento de los pecadores y para ofrecerle los tantos sacrificios de nuestro pueblo que ojalá fueran ya el suficiente precio de una liberación que con ansia espera nuestro pueblo.

- Llamamiento al pueblo a la cordura

Luego me dirigí al pueblo para pedirle "cordura". No es cobardía. Una radio local dijo: "que yo había bendecido el golpe de estado". Yo protesto contra esa falsa manera de manipular... Lo que he dicho es. "Cordura, expectativa, comprensión".

- Comprensión a los extremos de derecha y de izquierda.

Llamé, en concreto, a los dos extremismos: al extremismo de derecha que ve sus privilegios en peligro y que puede dar un contragolpe de derecha para mantener la situación injusta, diciéndoles que tienen que oír la voz de la justicia y el reclamo de los pobres... También, me dirigí al extremismo de izquierda para decirles que su imprudencia, el no esperar a ver hechos antes de dar un juicio; y mucho más grave todavía, actuar, una violencia en esa situación no es insurrección legítima porque ya hay un camino abierto para una negociación pacífica. Y quien se obstina en no aceptar más camino que el que él concibe -decía yo-, en este momento es un pecado grave contra el bien común, el no hacer un esfuerzo de madurez política y de reflexión para negociar con los otros el bien de la patria y no el interés de mi grupo.

- Ofrecimiento de servicio al pueblo

Y de parte de la Iglesia hablándole al pueblo le decía que no desconfiara, que la Iglesia mantenía su promesa de servicio al pueblo, y que la historia nos ha enseñado que si hay un conflicto entre el gobierno y la Iglesia no es porque la Iglesia sea opositora política del gobierno, sino porque el conflicto ya está establecido entre el gobierno y el pueblo y la Iglesia defiende al pueblo...

Quiero ratificar, entonces, la voluntad de la Iglesia. Nadie desconfíe. Ni aquellos que quisieran embrocar a la Iglesia o hacerla despreciable ante el pueblo; será calumnia si dicen que he bendecido tal o cual movimiento. La Iglesia no se identifica con ningún movimiento, ni con ningún partido, ni con ninguna organización. Ella es autónoma y está dispuesta hasta quedarse sola con tal de defender al Señor...

- A los gobernantes

Finalmente, decía a los gobernantes, al nuevo gobierno: que leyendo su proclama de aquella madrugada parece un programa que coincide con las aspiraciones del pueblo, que naturalmente se puede perfeccionar. Pero que no nos pagábamos de promesas sino que esperábamos hechos... Y que si los hechos hablaban también de un gobierno al servicio de las aspiraciones del pueblo, allí nos encontraríamos en un diálogo franco y en una colaboración al servicio del pueblo...

Quiero agregar ahora, a esa posición que sigue firme, lo que ha sucedido después.

b) Entre los miembros de la Junta de Gobierno hay personas que me merecen plena confianza. Pero no es asunto personal, no soy yo el que tengo que legitimar al nuevo gobierno, será el pueblo el que tiene que juzgar... y juzgará por los hechos, el espíritu y la eficiencia de la nueva Junta...

Quiero ratificar esto para que no vayan a mal interpretar un diálogo. Porque el principal interlocutor de la Iglesia en su diálogo es el pueblo; y el principal interlocutor del diálogo del gobierno no debe ser la jerarquía de la Iglesia sino el pueblo también...

Y al decir protagonista, interlocutor, quiero decir "pueblo", "al pueblo", que es el pueblo el protagonista principal de los propios cambios estructurales que él necesita con urgencia... Lo cual es una invitación apremiante al gobierno a que jamás vaya a proceder a espaldas del pueblo, sino así como lo ha prometido: identificándose con el pueblo, que los hechos hablen de verdad, querer auscultar el sentido del auténtico pueblo para interpretar sus necesidades y darle lo que el pueblo pide y necesita...

c) Hay también promesas muy halagadoras en la proclama del martes y en la conferencia de prensa. Por ejemplo: las motivaciones que la proclama pone par la insurrección son cuatro, muy valiosas:

1) Que el anterior gobierno ha violado los derechos humanos del conglomerado.

2) Que ha fomentado y tolerado la corrupción en la Administración Pública y de la justicia.

3) Que ha creado un verdadero desastre económico y social.

4) Que ha desprestigiado profundamente al país y a la noble institución Armada.

A esas motivaciones se han agregado declaraciones también muy valiosas, Como en la conferencia de prensa se oían estas frases: "Alcanzar una sociedad nueva, más justa y solidaria, rechazando toda acción propia de una civilización en decadencia". "Notable participación de la Iglesia que ha sido castigada por defender la causa de los derechos humanos". Y una frase muy hermosa: "Queremos hacer a lo salvadoreño, lo que tenemos que hacer los salvadoreños". El Ingeniero Mayorga Quirós decía -el autor de todas estas frases-: "Invocamos a Dios para que nos conceda un clima de justicia y de paz, para forjar una patria nueva y mejor, para que Él nos ayude a despojarnos del odio irracional y de la avaricia". También el Coronel Majano en la reunión de prensa dijo esta frase: "Tenemos un nuevo gobierno distinto, que demostrará su ruptura con el pasado. Se respetará la vida humana porque es lo más esencial para la convivencia social, etc.".

Sin embargo, decía yo en mi llamamiento: "...queremos dejar bien claro que sólo podrá este gobierno merecer la confianza y la colaboración del pueblo cuando demuestre que las bellas promesas no son letra muerta sino verdadera esperanza ". ..

d) Por eso, un cuarto punto de la posición de la Iglesia: tenemos que lamentar ciertos hechos de los cuerpos de seguridad esta semana, que comprometen seriamente esas bellas promesas.

- El desalojo tan brutal que hicieron de los obreros que estaban en huelga en APEX, ARCO INGENIEROS, LIDO, DURAMAS. Aunque ya liberaron a los 68 obreros que capturaron, deben ver cómo resuelven justamente el conflicto obrero-patronal que ha quedado sin solución. Esta acción tan violenta provocó el que incendiaran otras tres empresas que también estaban en huelga. Hubo muertos y heridos.

- También tenemos que lamentar el allanamiento de la Iglesia y convento de Soyapango. La captura y ultrajes al párroco Padre Modesto Villarán. Me solidarizo con los pronunciamientos que la Vicaría y las comunidades parroquiales de Soyapango han emitido. En los cuales reclaman la inmediata libertad del sacristán Tomás Flores que hasta el momento no se ha visto a pesar de que lo vieron herido. La reparación económica de todo lo destrozado, dinero robado y devolución de las cosas sustraídas. Y una explicación pública de las Fuerzas Armadas de qué es lo que ha pasado

- Tenemos una solicitud de nuestro Socorro Jurídico: "Atentamente le solicitarnos a la Junta de Gobierno el informe exhaustivo que a ustedes, con todo respeto, pidieron los enviados del Arzobispado acerca de los operativos militares realizados en Mejicanos, Cuscatancingo, San Marcos. Se dice que son más de 30 muertos y muchos más heridos en lo referente a personas capturadas, heridas y muertas. En especial nos interesa conocer el paradero de Tomás Flores, sacristán de la Parroquia de Soyapango, Finalmente le solicitamos la entrega formal de los bienes incautados por los cuerpos de seguridad el 16 de octubre, en la Parroquia de Soyapango, cuya lista les adjuntamos".

En Arcatao, también, hubo atropellos de la Guardia Nacional. A Ernesto Menjívar le dieron muerte, capturaron a Elías Pineda solamente porque lo escucharon lamentarse de la muerte del Señor Menjivar; capturaron al Señor Antonio Miranda de Tequeque y al Señor Melitón Martínez, y los tres aparecieron muertos. Nuevamente el martes llegó otro contingente a cercar el pueblo y a intimidar a los cantones; en Las Lomas capturaron al joven Santiago Ayala, y se dice que también ha aparecido muerto. Un helicóptero y otros implementos militares estuvieron sembrando el terror. El miércoles a las 8 de la noche, arbitrariamente hicieron allanamiento de morada: entraron los guardias al convento de Arcatao y lo catearon. Todavía no se sabe si los bienes los respetaron.

En Tecoluca, capturaron arbitrariamente a don Esteban Blanco Castillo.

Al presentar estas denuncias al nuevo gobierno, se nos ha explicado: que algunas cosas han escapado al control del nuevo gobierno. También se nos ha dicho que se ha castigado con la destitución a algunos responsables de estos hechos y que se está haciendo intensamente una labor de depuración y de mentalización. Creemos que esta depuración del ejército y, sobre todo, de los cuerpos de seguridad, es urgente si se quiere dar al pueblo la credibilidad que se ha perdido.

También que se tenga un criterio muy estricto en el nombramiento de los cargos militares... Algún nombramiento ya ha causado desagradable impresión. La frase que oí es: "...como que está volviendo la misma rosca...".

Lamentablemente al decir esto de los militares no podemos excluir al sector civil. También, hermanos, y con tristeza lo digo, no sólo hemos de echar la culpa a los militares en las desgracias de nuestro pueblo, sino que hay civiles que han echado a perder grandes cosas de nuestra situación...Recordando la pincelada del evangelio: los oportunistas buscando puestos, quisiera recordar que en estas situaciones los oportunistas y ambiciosos abundan, pero todo esto es un reto que el pueblo plantea al nuevo gobierno...

Mi crítica no quiere ser destructiva. He dicho ya las esperanzas que suscitan sus promesas y el respeto que me merecen sus personas. Pero como son los hechos los que el pueblo espera, es una hora en que este reto de la denuncia se puede convertir en un alerta; que de veras seleccione bien a los hombres, militares o civiles, que han de dar una nueva cara al gobierno...

Cabe decir aquí, a militares y civiles, que esta hora de El Salvador es una hora de sincera conversión, que de nada servirá crear estructuras nuevas si no hay hombres nuevos que las manejen. Y los hombres no se fíen sólo de los cambios estructurales, sino que todos, también los eclesiásticos, también los cristianos tenemos que hacer una revisión profunda de vida y cambiar de acuerdo con las exigencias de la justicia y del amor en nuestra patria...

e) Un quinto punto en la posición de la Iglesia en la crisis del país: Otro reto es el cumplimiento urgente de desagraviar el atropello de los derechos humanos.

La carta que ya mencioné del Socorro Jurídico pide también: "Por encargo del Señor Arzobispo, con todo respeto les enviamos la lista de presos y desaparecidos políticos, de quienes nos consta fueron capturados por algún cuerpo de seguridad, con la firme esperanza de que en la mayor brevedad sean liberados tanto los que se encuentran en las cárceles públicas, en las de los cuerpos de seguridad como en las cárceles clandestinas del régimen anterior o por lo menos informen del paradero de estas personas, pues sus familias están constantemente preguntando por ellos. Con mayor insistencia lo han hecho estos días después que la Junta de Gobierno proclama la amnistía general para todas las personas privadas de su libertad y por causas políticas".

El que se quiera formar una comisión que investigue estos casos de los desaparecidos, parece que es una disposición que procede de buena voluntad para que las mismas familias y los interesados se cercioren de la situación. Pero les diré: no basta la buena voluntad. No es lo más eficaz una comisión ajena a los mismos cuerpos del gobierno. Para encontrar a los que aún sobreviven se supone que están en lugares secretos que más fácilmente podrán descubrirse si se les exige a los mismos cuerpos de seguridad que informen del paradero de 176 desaparecidos. Que el Arzobispo puede comprobar esas capturas, La investigación no debe partir de ver si es verdad que hay desaparecidos. Esto es evidente que existen los desaparecidos... Lo que el pueblo necesita saber es dónde están, qué se han hecho...

Es también urgente sancionar a los autores intelectuales y materiales... inmediatos y mediatos de las torturas y desaparecimientos. Pero reducir la pena a los que colaboren en el esclarecimiento de su paradero. Como un estímulo, que siquiera deshaga algo del mucho mal que han hecho... No es el caso aquí de mencionar personas concretas, todo el pueblo lo sabe, a qué directores de esos cuerpos pueden llevar a un tribunal, a quienes pueden llamar a declarar. Y creo que aquí no es cuestión de una ruptura con el pasado, porque si el pasado es injusto y todavía se están sufriendo dolorosas consecuencias, tienen que revisar con las leyes que ya existían, el abuso que se hizo a esas leyes. La ruptura con el pasado aquí, si fuera a olvidar estos sufrimientos sería una verdadera nueva injusticia...

Las madres de familia me han escrito este papel que me parece la voz del sufrimiento y de la justicia: "El Comité de Madres y Familiares de Reos y Desaparecidos Políticos de El Salvador, ante el ofrecimiento de amnistía general de los reos políticos proclamado por la actual junta de Gobierno Revolucionaria, consideramos que aún cuando este ofrecimiento no se ha perfeccionado esperamos el momento en que se concrete con hechos positivos el contenido de las respuestas dadas por la Junta al Comité de Madres en su visita reciente a Casa Presidencial. Sin embargo, nos acongoja la tardanza, así como el complejo procedimiento a seguir para obtener la libertad de nuestros hijos, pues nuestro clamor de madres tiene el eco de un testigo fiel cual es el pueblo salvadoreño quien reconoce que los derechos de sus mejores hijos se encuentran pisoteados y no deben continuar así ni un día más. Reconoce además, que este mal es herencia de regímenes pasados pero que la responsabilidad actual que tiene la Junta Revolucionaria de Gobierno en cuanto a tomar las decisiones concretas e ineludibles de libertad a los presos políticos serán las que demuestren que se han roto los vínculos con los anteriores gobiernos. Por tanto, ante el ofrecimiento de amnistía general de los presos políticos proclamado por la junta de Gobierno Revolucionaria, nosotras las Madres que integrarnos el Comité, reiteramos nuestra súplica a ustedes a fin de que nos señalen la hora, día y lugar donde debemos llegar a recibir a nuestros queridos hijos..."

f) Otras expresiones de justicia y voluntad del pueblo

El nuevo gobierno debe de agradecer todas estas sugerencias y estímulos. Y por eso quiero transmitirles también otra carta muy expresiva que llega como una angustia en la esperanza actual. Dice: "Estos son momentos en que la sangre de nuestros mártires puede comenzar a dar sus frutos sobre las tinieblas y de verdad se levante la luz. Son momentos en que todos debemos reconocer y reparar los errores cometidos. Pero hay una obligada reparación que no se ve ni siquiera asomar y que es de justicia hacerla a un pueblo tan noble y tan sufrido como el nuestro, como también a sus más dignos guías y conductores. Y es que los medios de comunicación social, especialmente la radio y los diarios, deben una aclaración y una satisfacción a este pueblo por su complicidad demostrada en el asesinato... y la corrupción del gobierno anterior. Es difícil olvidar los ataques arteros, las ignominiosas calumnias, las infames acusaciones, las cobardes ofensas que por esos medios se hicieron a instituciones, personas honorables, fieles colaboradores de la Iglesia, y concretamente a la dignidad del Arzobispado. Aprovechando la oportunidad de lucrar con la misma situación corrupta se prestaron a dar publicidad a las vociferaciones de una minoría poderosa y burguesa que se escondía en personas, agrupaciones e instituciones a todas luces, fantasmas. Es su deber por la noble misión que tiene la prensa escrita y hablada, presentar a los verdaderos responsables de tales delitos...

Todo el pueblo, especialmente el pueblo católico, está en espera de una palabra aclaratoria que defina la actitud de los medios de comunicación social. Porque el silencio que hasta ahora han guardado al respecto, demuestra su complicidad ideológica con el régimen anterior y con aquellos sectores que todavía están en contra del pueblo, y de una Patria nueva donde se viva el amor, la justicia y la paz...

- Hay otro estímulo muy valioso también, que yo quiero darlo a conocer como una sugerencia a la buena voluntad del nuevo gobierno: "Que se le pida -dice esta carta- al actual gobierno el retorno de los 50 millones de colones que en el pasado le habían arrebatado... a otros ministerios e instituciones para malgastarlos en armas. También le solicito en este llamamiento que reclame la justicia en el caso de los siete sacerdotes asesinados, incluyendo al Padre Rodríguez... Hasta este momento sólo el UDN ha solicitado y no lo he escuchado en otro comentario..." Yo digo una frase del coronel Majano es muy ilustrativa a este respecto-: "No queremos venganza pero sí queremos justicia".

- Otra petición más delicada: al gobierno de los Estados Unidos: "Que según la noticia de La Prensa Gráfica del 17 del corriente, titula: "Alentador califica golpe en el país Estados Unidos de América". Dice dentro en el texto: "... Y que Estados Unidos considerará reanudar su asistencia militar si la nueva junta mejora la situación de los derechos humanos". La carta pregunta: "¿Qué ya se les olvidaría lo que en su reciente visita pidió el Papa para los países pobres? Estamos hartos de armas y balas... El hambre que tenemos es de justicia, de alimento, medicina, educación y programas efectivos de desarrollo equitativo. Si se llega a respetar los derechos humanos lo que menos necesitaremos serán armas ni métodos de muerte..."

Reitero que mi intención con todas estas cosas es estimular y apoyar en el verdadero camino de la justicia y de los deseos del pueblo, las aspiraciones del nuevo gobierno, que el pueblo tiene que juzgar y por eso, haría muy bien en garantizarse su seguridad caminando por esos senderos.

g) Por otra parte no aprobamos la forma irresponsable y precipitada con que actuaron el ERP y las LP-28, llamando a la insurrección popular el martes y miércoles, dando armas a las personas que respondieron a su llamado con lo que provocaron la muerte de por lo menos de 31 personas y más de 80 heridos... Ya nos hemos enterado que depusieron esta precipitada actitud y ahora parece que están dispuestos a una madurez política, a un trabajo de colaboración. Por su parte, los cuerpos de seguridad tienen que aprender a enfrentar estos abortos de insurrección en forma menos violenta. Repito que la insurrección sólo es lícita cuando se han agotado los medios racionales. El Papa en la OEA dijo una frase muy iluminativa: "En América Latina no hay problema que no se pueda resolver por negociaciones pacíficas". El Salvador, hoy está en poderlo realizar así como el Papa lo ha sugerido. Y todos tenemos el deber de poner generosamente nuestra colaboración. Mientras no nos conste que ya se agotaron todos los medios pacíficos y que estos reclamos justos que acabo de recordar no se realizan, no hay derecho a buscar otras insurrecciones hasta declarar ineficaz la insurrección actual.

Yo les suplico a todos, no solamente a los grupos políticos, sino también a todos los profesionales, a todos los hombres, que todos tienen alguna capacidad, porque entre todos tenemos, que construir -decía yo en el llamamiento- la plataforma común de justicia sobre la cual construiremos el verdadero monumento de la paz nacional.

h) Son urgentes -este es el último punto de mi posición- los cambios y las soluciones de muchos problemas, pero debemos de dar un plazo prudencial a la Junta para que organice el gobierno y empiece a actuar, antes de dar un juicio definitivo sobre su línea de gobierno...

OTROS HECHOS

Por otra parte tenemos que lamentar el asesinato del Coronel Martell ocasionado por las FPL.

También, para servicio del pueblo quiero agradecer al periódico que explicó qué es el estado de sitio que muchos confunden: "¿Qué consecuencias trae la suspensión de garantías? Una de ellas es que estando suspendidas las garantías son los tribunales militares, los que conocen de los delitos de traición, espionaje, rebelión y sedición y contra los demás delitos contra la paz o la independencia del estado". Otra pregunta práctica: "¿Puede la gente entrar y salir del territorio nacional en estado de sitio? En términos generales, sí puede hacerlo. Pero las autoridades están legalmente capacitadas para impedir ese derecho, es decir, evitar el ingreso o salida de personas en casos especiales y pueden restringir su circulación en el interior del territorio mediante un toque de queda". Otra pregunta: "¿Y las reuniones sociales, culturales o deportivas están prohibidas? No, pero deberá solicitarse previamente permiso por escrito, por lo menos 48 horas antes". Y finalmente otra pregunta muy útil porque me han dicho muchas comunidades que están confusas en esto y muchos tienen miedo de reunirse. "¿Y para asistir a eventos deportivos o reuniones religiosas, se requieren permisos? No, los aficionados y deportistas pueden asistir a las canchas del país sin permiso previo, ya que las actividades del deporte son autorizadas por gestiones de las correspondientes autoridades deportivas. Lo mismo ocurre con los actos religiosos. Es decir, que se puede asistir sin restricciones a misa, rezos, cultos, reuniones comunitarias de la religión a que cada quien pertenece". Ténganlo bien claro porque muchas personas exageran y no hay razón para ello.

Siguiendo con informaciones de carácter eclesial para alegrarnos en nuestras alegrías íntimas de Pueblo de Dios quiero decirles con alegría que el premio Nóbel de la Paz se lo llevó la Hna. Teresa de Calcuta. Yo le puse el siguiente telegrama que además de una felicitación a ella quiere ser un agradecimiento muy cordial a todas aquellas personas que quisieron este honor para mí. Dice:

Madre Teresa de Calcuta, India. Alégrome Premio Nóbel condecore en usted opción preferencial pobres como eficaz camino para la paz. Quienes generosamente deseáronme semejante honor siéntanse igualmente satisfechos haber estimulado misma causa. Bendígola. El Arzobispo...

Me alegro fraternalmente con los premios de derechos humanos que otorga la fundación Bruno Kreisky de Viena, porque los otorgó al Cardenal de Chile Monseñor Raúl Silva Henríquez, y al Señor Arzobispo de Managua, Monseñor Miguel Obando Bravo...

Siguen llegando voces de solidaridad para nuestra Iglesia como este telegrama de Holanda: "Durante una reunión en Holanda, nosotros, cien representantes de comunidades cristianas locales bajo el lema: "Poder del estado, contra fuerza de la Iglesia organizada", por el Consejo de Iglesias, hemos decidido informarle de nuestro sentimiento de unión con su persona, su Iglesia y su pueblo. Esperamos que su llamada por un cambio social trascendental pudiera conducir a una justicia social en su país. Cien representantes de comunidades cristianas..."

En estas noticias quiero hacer llegar el llamamiento de las hermanas Carmelitas del Hospital La Divina Providencia porque su obra tan caritativa: de construir un hogar a los huérfanos de las enfermas que allí mueren, todavía necesitan 290 mil colones. Lástima que el Premio Nóbel se fue para la India, ¡lo hubieran tenido!... Pero tanto en la India como en El Salvador el camino de los pobres es el camino de la paz. Yo les suplico que ayudemos a esta gran obra que sin duda traerá muchas bendiciones de paz sobre nuestro pueblo.

Lo mismo quiero agradecerles la generosidad con que están respondiendo al llamado de la YSAX y de la Catedral donde se sigue trabajando con el gran estímulo que el pueblo nos otorga.

EN NUESTRAS COMUNIDADES

Por eso voy a terminar trayendo noticias de nuestra misma vida eclesial de la Arquidiócesis.

La vicaría de la Resurrección celebró una hermosa ceremonia de confirmación de jóvenes en la Iglesia de María Auxiliadora.

En la parroquia San Juan Cojutepeque una cosa muy bella: un concurso bíblico entre los alumnos de la escuela parroquial. Quiero felicitar muy cordialmente al Padre Mundo Brizuela y a su gran colaborador don Luis Tarcisio Molina y al profesorado de aquella escuela bien ejemplar.

En la Iglesia San Ignacio presidí con mucho gusto la promoción del Colegio de la Sagrada Familia y con este motivo envío nuevamente la felicitación a todos los colegios que han coronado ya sus esfuerzos.

En la parroquia de San Rafael Cedros vivimos anteayer una convivencia con los agentes de pastoral y se inauguró una bonita exposición de academia de corte y confección.

En la escuela del barrio Lourdes las Hermanas de la Asunción celebraron una bella Primera Comunión.

Las carmelitas celebraron su gran patrona Santa Teresa de Jesús el 15 de octubre. Dicen que ella es la protectora del golpe de estado.

Las pasionistas y los pasionistas celebraron ayer también a su gran fundador San Pablo de la Cruz, el gran santo que nos deja una gran teología del sufrimiento. Es tan necesario comprenderlo para no protestar por lo que se sufre sino darle un sentido redentor a la cruz y al sufrimiento.

Quiero recordar con cariño particular la muerte de dos grandes amigos esta semana: don Marcelo Weill y don Joaquín Cuéllar. Que el Señor les haya concedido su eterno descanso.

Por último una invitación del Socorro Jurídico a los periodistas nacionales e internacionales a una conferencia de prensa mañana lunes 21, a las 5 de la tarde en el Externado San José. Estarán presentes la mayoría de los familiares de los 176 desaparecidos políticos. Allí se informará a la prensa nacional e internacional sobre la captura y desaparecimiento de estas personas.

3. CRISTO MODELO Y FUERZA DEL VERDADERO HOMBRE LIBERADOR

Objetivo del día de las Misiones

Hoy cuando decimos que El Salvador necesita hombres y mujeres verdaderamente inspirados en la verdadera liberación, qué bello cae el pensamiento del Papa diciendo que el día de las Misiones es el día en que la Iglesia universal ora, medita, trabaja para que todos los hombres reciban el mensaje de la palabra de Cristo, como un mensaje de esperanza, de salvación y de liberación total.

a) Modelo:

- Se identifica con el pueblo

Buscando en las lecturas de hoy un apoyo a este pensamiento, diré que en Cristo encontramos el modelo del liberador, hombre que se identifica con el pueblo hasta llegar los intérpretes de la Biblia a no saber si el Siervo de Yahvé, que proclama Isaías, es el pueblo sufriendo o es Cristo que viene a redimirnos.

Qué hermoso cuando un liberador se identifica tan profundamente con el pueblo, que su causa es la misma causa del pueblo y del individuo que libera.

- Asume sus culpas y debilidades

Cristo es el modelo porque su encarnación también asume las culpas del pueblo. Él, en vez de denunciar y echar en cara a los otros, toma los pecados y debilidades de los hombres y con carga hacia la cruz para pagar a Dios la deuda que nosotros teníamos. En Él fuimos perdonados todos los pecadores.

- También lo mueve al sacrificio, limpiar y hacer un pueblo digno de Dios. Es el modelo de un hombre que de veras quiere gloriarse de liberar a su pueblo.

Yo auguro para esta hora al nuevo gobierno, a todos los colaboradores que está llamando, y a todo el pueblo de buena voluntad, a que de veras miremos a Cristo y tratemos de imitarlo en el ambiente de nuestras responsabilidades, a identificarnos con la causa de la patria y a ser capaces de morir para que sea feliz nuestro pueblo.

b) Fuerza.

- Vino a traernos nueva vida

Fuerza, digo también, porque Cristo vino no sólo como un liberador demagógico: "He venido -nos dice en el evangelio de hoy- no a ser servido sino a servir y a dar mi vida por el pueblo". Cristo da su vida para que el hombre tenga vida eterna.

Terminemos con la preciosa perspectiva de la segunda lectura. La carta a los Hebreos que habla del Cristo Sacerdote Eterno que ha penetrado los cielos y lleva la marca del sufrimiento, que comprende la miseria de los hombres para que podamos acercarnos con confianza al trono de la gracia. Él está dispuesto a derramar la fuerza de su salvación a través de esta Iglesia que somos nosotros. No vamos solos en nuestro esfuerzo liberador, el Eterno Sacerdote va con nosotros y nosotros podemos acudir a Él para capacitarnos y ser de verdad los liberadores que esta hora necesita la patria. Así sea...


Apóyanos compartiendo y comentando nuestras publicaciones


Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares