Himno a Dios (Mi fuerza y mi poder, con acordes y vídeo)

Comparte esta publicación:
Varios
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Himno a Dios (Mi fuerza y mi poder), himno para la Vigilia Pascual, con acordes y vídeo...

Este himno forma parte de la Vigilia Pascual, después de la tercera lectura.

Hay otras versiones, aquí les ofrecemos esta con acordes y vídeo, esperando que ustedes puedan compartirla en sus redes sociales y dejarnos sus comentarios y sugerencias.

El canto hace referencia a ese espectacular acto liberador de Dios, abriendo el Mar Rojo para que pasara su pueblo, desde la esclavitud de Egipto, hacia la libertad, camino a la tierra prometida. Tal vez sea necesario, antes de proponernos incluirlo en nuestro repertorio,  hacer conciencia de que al cantarlo, debemos recordar que el mar se abrió para que el pueblo pasara, pero se cerró, no solo para detener a los egipcios que perseguían a los israelitas. Tampoco el pueblo de Israel podía volver a Egipto, aunque en el desierto extrañaba la comida que allá les servían. También nosotros debemos cerrar el camino que nos permita volver al pecado que hemos dejado atrás. También nosotros debemos cerrar nuestro mar rojo e impedirnos regresar a la esclavitud del pecado. 



Himno a Dios (Mi fuerza y mi poder)

     RE                       SOL                     RE
MI FUERZA Y MI PODER ES EL SEÑOR,
    LA7                   RE
ÉL ES MI SALVACIÓN. (bis)


            SIbm-                 SOL
Él es mi Dios, yo lo alaba,
     LA                                                 RE
el Dios de mis padres, yo lo ensalzaré
     LA                                                 RE
el Dios de mis padres, yo lo ensalzaré
       SOL      LA                            SOL RE
canta al Señor sublime es su victoria.


Cuando soplaste las aguas se pararon,
las corrientes se alzaron como un dique,
las corrientes se alzaron como un dique,
las olas se cuajaron en el mar.

Extendiste tu diestra, se los tragó la tierra,
guiaste a tu pueblo hasta tu santa morada,
guiaste a tu pueblo hasta tu santa morada,
lo introduces y lo plantas en el monte del Señor.

 



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares