15
Dom, Dic

Santa María de la Esperanza (con acordes y vídeo)

Comparte esta publicación:
Marianos
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Santa María de la Esperanza, canto mariano para tiempo del Adviento, original de Juan Antonio Espinoza, con acordes y vídeo...

Santa María de la Esperanza, es un canto mariano muy propio para ser usadon en actos marianos, en posadas o en la Misa para la salida o final.

Original de J. Antonio Alcalde, manifiesta la confianza del pueblo de Dios que espera con María, ahora ya no la primera venida de Jesús, sino su retorno en su Segunda venida gloriosa para redimirnos y llevarnos a gozar de la Patria Celestial para una eternidad. 

Nadie mejor que la Virgen María puede mantener el ritmo de nuestra espera, porque ella esperó y vio cumplidas las promesas hechas por los profetas en el Antiguo Testamento. Ahora nos ayuda a mantener nuestra esperanza en que la promesa de la segunda venida de Cristo será una realidad en el momento menos pensado. Así como el pueblo de Israel anhelaba la llegada del Mesías para liberarlos, también nosotros, con María, esperamos la liberación definitiva.

Con María cantemos y con ella esperemos, que al final de los tiempos la luz de Cristo resucitado y victorioso brillará para todos los que logremos llegar a la meta.



Santa María de la Esperanza

 

Am C  G  Am F      G       F  C
Santa maría      de la esperanza:
        Am   Dm                            Am
mantén el ritmo de nuestra espera,
                 F       G          F   G      Am
mantén el ritmo     de nuestra espera.

 

          Am                F               Am
  Nos diste al esperado de los tiempos,
      G                 F                     Am
mil veces prometido en los profetas;
       Dm                            Am
y nosotros de nuevo deseamos
           G                                       Am
que vuelva a repetirnos sus promesas.

 

Brillaste como aurora del gran día;
plantaba Dios su tienda en nuestro suelo.
Y nosotros soñamos con su vuelta,
queremos la llegada de su Reino.

Viviste con la cruz de la esperanza,
tensando en el amor la larga espera;
y nosotros buscamos con los hombres
el nuevo amanecer de nuestra tierra.

Esperaste, cuando todos vacilaban,
el triunfo de Jesús sobre la muerte;
y nosotros esperamos que su vida
anime nuestro mundo para siempre.



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!
Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares