Esperando con María (Kairoi, con acordes y vídeo)

Comparte esta publicación:
Marianos
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Esperando con María, del grupo Kairoi,  un bello canto Mariano, propicio para cantarlo durante el Tiempo Pascual

Esperando con María, un canto original del grupo Kairoi, que ahora les ofrecemos con acordes y vídeo.

¿Pueden ustedes imaginarse la alegría de la Virgen María al saber que su hijo estaba vivo? ¿Con cuántas ansias María esperaría ese gran momento de contemplar la victoria de Cristo sobre la muerte? 

Sin duda que un acontecimiento tan grande como ese pudo hacer cambiar la poca o incierta fe de sus discípulos en firmeza, y más aún cuando se hizo realidad sobre ellos la promesa del Espíritu Santo.

También nosotros podemos sentir esa emoción y ese impacto fuerte de la resurrección de Cristo, cambiando nuestra tristeza en alegría y nuestro dolor en gozo.  También nuestros ojos se pueden abrir, pero solo si está limpio nuestro corazón. 

Que este canto se convierta en oración para que con María podamos también nosotros experimentar la alegría de Cristo resucitado. 



Esperando con María

        LA-                   FA
El Señor ha estado grande,
    SOL           DO
a Jesús resucitó.
           MI7
Con María, sus hermanos
         RE-                MI
entendieron qué pasó.
               LA-                FA
Como el viento que da vida,
    SOL         DO
el Esritu sop,
       MI
y aquella fe incierta
                              LA
en firmeza se cambió.


                       LA                                         RE
GLORIA AL SEÑOR, ES NUESTRA ESPERANZA,
                 MI                    RE               LA        MI
Y CON MARÍA SE HACE VIDA SU PALABRA.     
                          LA
GLORIA AL SEÑOR,
                               RE
PORQUE EN EL SILENCIO
                     MI
GUARDÓ LA FE SENCILLA
                                LA
Y GRANDE CON AMOR.


Pues sus ojos se abrieron y también su corazón,
la tristeza fue alegría, fue su gozo el dolor.
Esperando con María se llenaron del Señor,
porque Dios está presente si está limpio el corazón

Nuestro tiempo es tiempo nuevo cada vez que sale el sol
escuchamos su Palabra, fuerza viva de su amor,
que disipa las tinieblas y aleja del temor.
Se hacen fuertes nuestras manos con la Madre del Señor.



Te recomendamos leer también: 


Write a comment...
0 awesome comments!

Comparte esta publicación:
0
Shares
0
Shares